Andalucía lidera la bajada del paro, con 59.200 menos, en el último trimestre

Además, también ha sido la comunidad en la que más ha crecido la ocupación respecto al trimestre anterior, con 41.700 empleados más

EFESEVILLA

Andalucía ha liderado la bajada del paro en el último trimestre, con 59.200 desempleados menos, y también ha sido la comunidad en la que más ha crecido la ocupación respecto al trimestre anterior, con 41.700 empleados más (un aumento del 1,62 %), según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada hoy.

Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el número total de desempleados en Andalucía a finales de marzo pasado era de 1.446.600 personas, con una tasa del 36,32 por ciento, que en España es del 26,03 %, mientras que la tasa de actividad se sitúa en el 58,84 % frente al 59,43 % de España.

Andalucía se sitúa como la segunda comunidad con los mayores crecimientos porcentuales anuales de la ocupación, con el 2,56 %, sólo superada por la Región de Murcia (3,60 %).

Por provincias, la mayor tasa de paro se registra en Cádiz, con el 40,77 %, seguida de Córdoba, con el 37,05 %, Jaén (36,53 %), Almería (36,25 %), Málaga (36,20 %), Granada (35,99 %), Sevilla (34,90 %) y Huelva, donde el porcentaje de paro es el más bajo de la comunidad, con el 31,30 %.

Por sexos, entre las mujeres andaluzas el porcentaje de paro es del 38,82 % (el 44,86 % en Cádiz) frente al 26,87 % de las españolas, y entre los hombres es del 34,26 %, mientras que entre los españoles es del 25,31 %.

En España, el número de parados bajó en 2.300 personas en el primer trimestre del año, hasta 5.933.300 españoles, y la tasa de desempleo se situó en el 25,93 % de la población activa, lo que supone un aumento respecto al cierre de 2013, en tanto que el empleo siguió disminuyendo.

El número de hogares con todos sus miembros activos en paro suben en el primer trimestre de este año en 53.100, hasta un total de 1.978.900, es decir, un 2,75 % más que en el cuarto trimestre de 2013.

En concreto, el primer trimestre cerró con 184.600 ocupados menos, con lo que el total de trabajadores retrocedió a 16.950.600 personas y la tasa de actividad se redujo 39 centésimas hasta el 59,46 % de la población activa,

La clave de la comportamiento del paro está en la evolución de la población activa, que se redujo en 187.000 personas, hasta un total de 22.883.900, lo que provocó que la tasa de paro haya subido de 0,2 puntos a pesar de haber menos desempleados.