El grupo Jorge Ordóñez amplía su sede central en Málaga con una nueva nave

La compañía de bodegas boutique refuerza así su apuesta por sus vinos de Málaga, cuya producción aspira a incrementar este mismo año

AGUSTÍN PELÁEZMÁLAGA
El grupo Jorge Ordóñez amplía su sede central en Málaga con una nueva nave

El grupo bodeguero Jorge Ordóñez & Compañía continúa apostando por Málaga, como empresa cien por cien malagueña. Y lo hace reforzando su presencia en la provincia duplicando sus actuales instalaciones en Vélez, donde tiene su sede la central del grupo vitivinícola, integrado por un total de siete bodegas (Bodega Ordóñez, Jorge Ordóñez & Compañía, La Caña, Avancia, Breca, Volver y Venta Morales). El grupo elabora más de 30 de vinos de 12 Denominaciones de Origen diferentes. Es precisamente desde la sede en Málaga desde donde se gestiona toda la producción del grupo, que supera los seis millones de botellas anuales.

La ampliación ha consistido en la incorporación de 800 metros cuadrados más de nave en las que se ubica todo el área de administración de la compañía. El grupo lleva invertidos cerca de 1,7 millones de euros entre 2013 y 2014 en la modernización de sus bodegas. Sólo en la adaptación de las nuevas instalaciones en el municipio veleño se han invertido unos 75.000 euros, a los que se añadirán otros 55.000 en este ejercicio.

La nueva nave, que es alquilada, ha permitido al grupo dotar a Jorge Ordóñez & Compañía de una nueva cámara, una sala de catas y un almacén para materia seca, pero lo más importante de todo es que ha posibilidad la creación de ocho nuevos puestos de trabajo. Según la directora general del grupo, Victoria Ordóñez, la sede de la compañía ha pasado de contar con sólo dos empleados en 2010 a 18 en 2014.

«La ampliación de nuestras instalaciones era indispensable desde que se estableció la sede del grupo en Málaga y desde que hace año y medio empezáramos a funcionar con nuestra propia distribuidora, Compañía Malagueña de Vinos», ha manifestado Victoria Ordóñez.

Objetivos

La compañía malagueña se ha marcado como objetivos para el presente ejercicio, al contar con más espacio en sus instalaciones, incrementar la producción de los vinos que se elaboran en la bodega Jorge Ordóñez & Co., entre los que se encuentran Botani blanco, que es un moscatel seco de la Denominación de Origen Sierras de Málaga, y Botani espumoso, elaborado con uvas moscatel de Alejandría, cuya producción se ha agotado en apenas dos meses, así como Nº 2 Victoria, puntuado con 95 puntos por Robert Parker y único vino español seleccionado para la cena de gala de entrega de los premios Nobel en 2012, en Estocolmo.

La producción actual de la bodega malagueña de blanco seco, dulces, espumoso y tinto asciende a unas 200.000 botellas al año, el 45% de las cuales se comercializan en Estados Unidos, y el resto en España y otros 30 países, entre los que se encuentran Alemania, Japón, China, Canadá y México. Jorge Ordóñez & Co. cerró 2013 con una facturación de 1,4 millones de euros, un 40% más que hace dos años.

En cuanto a comercialización, la empresa con sede en Vélez- Málaga se ha marcado para este año el objetivo de reforzar su presencia en mercados como Suecia y Suiza, donde ya exportan, así como entrar en países como Turquía, Emiratos Árabes y Tailandia.

A nivel de grupo, según Victoria Ordóñez, la firma pretende sacar este año nuevos productos entre los que se encuentra un vino top de Albariño, La Caña Navía, de elaboración cien por cien en barrica, y la nueva cosecha de Nº 4 Esencia, de Málaga.

«Nuestra apuesta por la calidad está dando resultados. Hoy los que venden es porque están dando calidad, que en nuestro caso es lo que nos permite mantenerlos y crecer», ha manifestado Ordóñez.

Sobre la acogida de los vinos que elabora la bodega de las D.O. Málaga y Sierras de Málaga, la directora general de la compañía de bodegas boutique ha señalado que «sorprenden por su calidad, ya que son vinos muy originales, diferentes». Victoria Ordóñez ha destacado asimismo la aceptación de los vinos de la bodega en Málaga, donde «tenemos cada vez más presencia al conseguir que cada vez más gente lo disfrute. Hacemos vinos de calidad, pero no de elite, ya que son accesibles. Son vinos premiados y con una calificación muy alta».