La entrada del fondo británico CVC abre una crisis en el consejo de Deoleo

El Gobierno convence a Kutxa y Caixa de que no vendan para mantenerun núcleo español, pero Dcoop amenaza conirse tras no conseguir aumentar su participación

NURIA TRIGUERO
La cooperativa malagueña no se fía del nuevo accionista de referencia y podría vender su parte. :: SUR/
La cooperativa malagueña no se fía del nuevo accionista de referencia y podría vender su parte. :: SUR

El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, confiaba en abandonar su cargo este viernes rumbo a las elecciones europeas con un flamante galón en su chaqueta: haber conseguido que Deoleo, la compañía líder mundial en la comercialización de aceite de oliva, siga gestionada por manos españolas. Su estrategia de convencer a dos de los accionistas que querían vender su porcentaje, Kutxa y CaixaBank, para que permanecieran en la empresa había funcionado. Ambas entidades cedieron a la presión gubernamental, que tenía como objetivo compensar la entrada del fondo británico CVC Capital Partners aprobada ayer por el consejo de Deoleo con el mantenimiento de un núcleo duro formado por las citadas entidades junto a Unicaja y Dcoop. Este grupo sumaría un 30% del capital y garantizaría la españolidad de la compañía. Con lo que no contaba el ministro es con que ahora sea la antigua Hojiblanca la que amenace con romper el bloque español. Tras ver frustrados sus intentos de aumentar su participación en Deoleo, la cooperativa malagueña anunció anoche que estudia deshacerse de su 10%, lo que abre una nueva crisis en la empresa oleícola.

Dcoop se había ofrecido, según sus portavoces, a «comprar las participaciones de Bankia en igualdad de condiciones que el fondo de inversión», algo que según su versión «fue rechazado por parte del consejo de administración de Deoleo donde están presentes las entidades financieras». La empresa malagueña «incluso estaba dispuesta a canalizar la adquisición de otros paquetes accionariales, sin embargo, tanto Bankia como BMN han optado por esta empresa de capital riesgo extranjera», aseguraron. Ante el «rechazo a su oferta y la aprobación de la de CVC Capital Partners», Dcoop afirma que va a «estudiar internamente la nueva situación para tomar una decisión sobre su continuidad, pero sí tiene claro que no va a hacer seguidismo como accionista de una gestión que tiene visos de ser contraria a los intereses del sector productor y con unos compañeros de viaje que no son de fiar».

Fuentes cercanas al consejo de Deoleo afirmaron, en cambio, que Dcoop no formuló ninguna oferta cuando se abrió el plazo para ello, y que la manera en la que pretendía comprar la participación de Bankia choca con las normas por las que se tiene que regir una empresa cotizada.

De esta manera, queda en el aire cuál va a ser la cuota española en Deoleo. De hecho, la posible salida de Dcoop podría engrosar el porcentaje de CVC Capital Partners en la empresa oleícola, que de entrada ya se convierte en el accionista de referencia, pues adquiere un 29,99% el 21,3% que suman Bankia y BMN más un 8,7% que adquirirá en una posterior ampliación de capital, pero después podrá superar ese umbral en una OPA posterior. A esa OPA acudiría Dcoop si decide finalmente vender su 10%.

Según decidió ayer el consejo de Deoleo, la entrada de CVC se articulará en varios pasos. Primero comprará el 21,3% de Bankia y BMN. Después se realizará una ampliación de capital social exclusivamente dirigida al fondo británico, que podrá así ampliar su cuota hasta el 29,99% del capital social de la sociedad, todo ello a un precio de 0,38 euros por acción. Como colofón, CVC formulará una OPA dirigida al 100% del capital social, a un precio igualmente de 0,38 por acción, con el fin de dar oportunidad a todos los accionistas de acudir a la oferta.

Además, siempre y cuando el consejo lo apruebe, existirá la posibilidad de realizar una segunda ampliación de capital abierta a todos los accionistas, comprometiéndose el oferente a cubrir un importe de hasta la diferencia entre 100 millones de euros y lo que haya aportado en la ampliación de capital con exclusión del derecho antes citada. En ella podría participar la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), que ha mostrado su intención de entrar en Deoleo con una pequeño porcentaje para acompañar a los accionistas españoles.

La oferta de CVC incluye también la concesión de un crédito puente de 470 millones de euros para reestructurar la deuda del grupo oleícola.