Unicaja hace oficial la adquisición de CEISS como filial

La absorción se produce tras solventarse los últimos trámites que aún estaban pendientes tras el visto bueno del consejo de administración el viernes 21 de marzo

NURIA TRIGUERO

Unicaja ha confirmado hoy la adquisición como filial del Banco Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria (CEISS), después de solventar los últimos trámites que aún quedaban pendientes. El pasado 21 de marzo, el consejo de administración de Unicaja ratificó el plan de compra de CEISS, que ha mantenido a duras penas hasta la fecha el negocio financiero de las antiguas cajas de ahorro Caja España y Caja Duero. Ésta se ha convertido en una filial de Unicaja Banco, proporcionándole más de 25.000 millones de euros en depósitos y dándole acceso a más de un millón de clientes. La entidad malagueña obtiene así, después de tres años de complejas negociaciones, su premio por ser una de las pocas cajas de ahorros que ha salido indemne de la reforma financiera.

El paso a manos de Unicaja convierte a CEISS en una filial al frente de la cual continuará por ahora el actual presidente, Evaristo del Canto. Los cambios en el consejo de administración comenzarán con la entrada en el mismo de los representantes que determine Unicaja. El consejo está integrado ahora por cinco miembros, pero puede llegar a un máximo de quince.

El sí de Unicaja se materializaba el viernes de la semana pasada después de que el consejo de CEISS aceptara las limitaciones impuestas por la Comisión Europea para la recepción de las ayudas públicas que permitirán su venta al banco andaluz; y de que los responsables de la entidad castellana procedieran a la firma del último de los acuerdos alcanzados con el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) para que el organismo público se hiciera cargo de las compensaciones a los preferentistas de Caja España y Caja Duero que fueran víctimas de una comercialización inadecuada.

Esta devolución de cantidades se puede deber a dos procedimientos distintos: o como consecuencia de que así lo decida el árbitro elegido para quienes han admitido el arbitraje o por decisión judicial para quienes han acudido a los tribunales a reclamar su dinero. Este último paso deja las cuentas del banco castellano libres del peso de los posibles pagos de estas cantidades, que serán devueltas al FROB a través de un mecanismo de compensación, según informó el banco ayer a la CNMV.

El FROB se hará cargo del 71% de las indemnizaciones hasta un máximo de 319 millones de euros, cifra que se reduce a 241 a través de un mecanismo de compensación, mientras que CEISS corre con el 29% restante. El acuerdo precisa la imposibilidad de que el organismo público entre como accionista de Unicaja.

Estas condiciones, y una nueva inyección de fondos de 241 millones de euros por parte del FROB, son la contrapartida que Unicaja puso sobre la mesa para retirar la condición de que la aceptación de la oferta de canje de acciones para los preferentistas de CEISS llegase al 75% del volumen total. El canje fue aceptado por el 60,66% de los preferentistas y el 99% de los accionistas. Bruselas comunicó oficialmente la aceptación de los requisitos de Unicaja la semana pasada.

Reducción de tamaño

Según el compromiso adquirido con la Comisión Europea, bajo la batuta de Unicaja Banco CEISS tendrá que reducir su balance en otro 15%, lo que unido al 30% que se acordó en mayo del año pasado supondrá que la entidad reduzca su tamaño el 45% respecto al que tenía en 2010. También cerrará un 5% adicional de las oficinas añadido al que se produjo en mayo, mientras que la plantilla se mantendrá en los parámetros acordados entonces hasta finalizar este año, pero a partir del próximo se deberá acometer una reducción de otros 175 empleos hasta 2016. Además, centrará sus actividades bancarias en la financiación minorista y a las pymes en Castilla y León y Cáceres, con prohibición expresa de financiar actividades inmobiliarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos