La Junta asegura que ya tiene en marcha las principales obras de saneamiento que faltan en Málaga

Carnero contrapone la actuación del Gobierno andaluz al bloqueo de la depuradora de Nerja, que depende del Estado

IGNACIO LILLO

El delegado provincial de Medio Ambiente, Javier Carnero, ha salido esta mañana al paso de las críticas del PP sobre el destino de los fondos recaudados con el canon del agua, un impuesto que se recauda con el recibo de suministro de cada hogar desde 2011 y que debe usarse para depuración y saneamiento. Según las cifras aportadas por el responsable de la Junta, su departamento está inviertiendo en Málaga 113 millones de euros, con lo que ya tiene en marcha las obras que afectan a los municipios de mayor tamaño. Así ocurre con la estación depuradora (Edar) de Cuevas del Becerro, que ya está en pruebas; la agrupación de vertidos de Alhaurín el Grande y Cártama; los de Coín, Álora y Pizarra; la Edar de Colmenar y la de Carratraca; mientras que la de Teba está en fase de exposición pública.

Mientras, una decena de obras en municipios pequeños (como La Viñuela, Villanueva del Trabuco, Casarabonela, Arenas, Salares y Archez, entre otros) cuentan con una partida de 17 millones de euros y podrán estar listas para entrar en funcionamiento o casi a finales de 2015, tal y como establece la normativa europea.

Carnero contrapuso estas cifras a lo ocurrido con la última gran depuradora pendiente en la Costa del Sol, la de Nerja, que corresponde al Gobierno central y que todavía no tiene fecha de inicio. Tampoco se sabe nada, recordó el delegado, del acuerdo entre la Diputación y el Ministerio de Medio Ambiente para acometer las de los municipios de las cuencas del Genal y el Guadiaro.

Sobre el embalse de La Concepción, que está pendiente de un recrecimiento mediante una segunda presa aguas abajo de la actual, Carnero indicó que ya hay presupuestados 674.000 euros para la redacción del proyecto; mientras que se negocia un convenio entre la Consejería de Medio Ambiente y Acuamed (dependiente del Estado) para la ejecución de las obras.