Problemas con la limpieza y la seguridad

E. CABEZAS

La limpieza y la seguridad son dos de los grandes caballos de batalla de los empresarios que desarrollan su actividad en los 16 polígonos industriales de la capital malagueña. «El Ayuntamiento está obligado a recoger los contenedores, pero hay zonas en las que no se hacen baldeos ni barridos desde hace años», se queja el presidente de la Asociación de Polígonos de Málaga (Apoma), Sergio Cuberos.

En los últimos cinco años, las fuertes inversiones realizadas con cargo a los diferentes planes estatales y autonómicos para reactivar la construcción, han permitido mejorar las infraestructuras de estos espacios, aunque en el transfondo de esta problemática está el 'limbo' legal en el que se encuentran la práctica totalidad de estos polígonos, que aún no han sido recepcionados por el Ayuntamiento. «Es nuestra principal reivindicación histórica, y diez años después de constituirnos como asociación, lamentablemente aún hemos conseguido muy poco», asegura.