Los polígonos pasan del cartel de 'Lleno' al 'Se traspasa'

Los parques empresariales de la provincia tienen un tercio de naves vacías y los precios están en los niveles más bajos desde que empezó la crisis

EUGENIO CABEZAS
El precio medio del alquiler mensual de una nave de mil metros cuadrados en un polígono de la capital malagueña ronda los 2.500 euros. :: Sur/
El precio medio del alquiler mensual de una nave de mil metros cuadrados en un polígono de la capital malagueña ronda los 2.500 euros. :: Sur

En el año 2007, en pleno boom de la construcción, hubo un momento en el que en los polígonos industriales de la capital y en muchos municipios de la provincia, especialmente en el litoral, podría haberse colgado un cartel de 'lleno' a la entrada, pues encontrar una nave libre para instalar un nuevo negocio era una auténtica misión imposible. Sin embargo, más de un lustro después, y en plena tormenta económica, la situación dista mucho de parecerse a la de entonces. Alrededor de un tercio de los 7.468.935 metros cuadrados de suelo industrial que suman los 16 parque empresariales de la capital y el de Antequera están vacíos y/o con los carteles de 'se vende'-'se alquila', según los datos que manejan desde la Asociación de Polígonos de Málaga (Apoma).

Su presidente, Sergio Cuberos, aclara, no obstante, que hay espacios que siguen teniendo más tirón que otros, especialmente los situados en las zonas más próximas al centro de la ciudad, como los polígonos San Luis o Alameda, frente a los situados en las zonas del extrarradio, como Trévenez o el Guadalhorce. A este respecto, Rafael Pérez, director de Minza Consulting, una firma especializada en el asesoramiento a empresas que buscan instalarse en suelos industriales de la capital y la provincia, advierte que muchas naves están «obsoletas», y precisan de un auténtico 'plan renove' para ponerlas a punto.

«Hay deficiencias en las instalaciones eléctricas, de telecomunicaciones y en los servicios contra incendios, por lo que tienen una mucho más difícil salida en el mercado, ya que requieren de inversiones fuertes para poder acondicionarlas», argumenta Rafael Pérez, quien ve lejos los posibles brotes verdes en este sector de los parques empresariales y los polígonos industriales. «Se está moviendo un poco más el tema de los alquileres, de naves pequeñas o medianas, de hasta mil metros cuadrados, ya que los precios han bajado a la mitad, de cinco euros el metro cuadrado a 2,5 euros que se piden ahora», sostiene Pérez.

En efecto, según cálculos de Apoma, el precio medio de una nave de mil metros cuadrados en un polígono industrial de la capital ronda los 2.500 euros al mes, una cantidad que puede bajar hasta los 2.000 euros en el caso de los pueblos del litoral o incluso los 1.500 en el interior. En cuanto a las ventas, los precios oscilan entre los 200 y los 400 euros el metro cuadrado, cuando antes de la crisis estas cifras eran de 500 o 600 euros el metro. «El problema es que una nave de 3.000 metros cuadrados cuesta un millón de euros, y ningún banco te da ese dinero», dice el director de Minza Consulting.

La falta de crédito

Y es que según Rafael Pérez, el cierre del grifo del crédito sigue siendo uno de los principales obstáculos para la recuperación de este tipo de instalaciones, que requieren de fuertes inversiones. «Se ha producido también una burbuja en los polígonos, ya que muchos promotores compraron suelo y construyeron con unos precios con los que ahora no les compensa vender», advierte.

Ante este panorama, los proyectos de nuevas grandes superficies industriales en la capital están en punto muerto. Estos son los casos de la ampliación del Centro de Transportes de Málaga (CTM) o el parque empresarial Victoria. La compra de los antiguos terrenos de Intelhorce por Mayoral es el único gran proyecto a la vista, aunque la firma textil lo fija «a medio plazo». En la provincia, recintos como el Parque Tecnoalimentario de la Axarquía, en Vélez-Málaga, en el que se han invertido más de 30 millones, siguen a la espera de conseguir vender o alquilar alguna de sus naves, que ocupan 186.000 metros.