Fallece a los 52 años Germán Coppini, icono de los 80 y cantante del grupo malagueño Néctar

El cantante de golpes Bajos y Siniestro Total preparaba la presentación en directo de su nueva banda, con la que ha grabado un disco

RAFAEL CORTÉSMÁLAGA
Germán Coppini, al fondo, en el paseo marítimo de Huelin con los músicos de Néctar el pasado octubre. / R. C./
Germán Coppini, al fondo, en el paseo marítimo de Huelin con los músicos de Néctar el pasado octubre. / R. C.

Tenía todas las ilusiones puestas en su nuevo grupo malagueño, pero al final no pudo estrenar sus canciones con Néctar sobre los escenarios. Germán Coppini falleció la pasada Nochebuena a los 52 años víctima de una larga enfermedad contra la que luchaba desde hace años. Atrás quedan décadas de trabajo al frente de bandas como Golpes Bajos y Siniestro Total y la que era su gran ilusión en estos últimos meses: su nuevo grupo malagueño. Una banda con la que ha grabado un disco y con cuyos músicos ha ensayado codo con codo durante el último año para dar vida a un conjunto de canciones que la banda ya ha estrenado en las redes sociales con gran repercusión. Un agravamiento de su dolencia de hígado hizo que el grupo Néctar tuviera que aplazar su estreno en directo en la sala Eventualmusic de la capital, previsto para el 9 de noviembre.

Con el fallecimiento de Germán Coppini (Santander, 1961) desaparece uno de los músicos más inquietos del panorama nacional. Siniestro Total, Golpes Bajos y, más recientemente, Anónimos y Lemuripop, son algunas de las bandas de las que ha formado parte activa desde los ochenta. Durante esa década se convirtió en una de las figuras imprescindibles de la movida, sobre todo con el proyecto de Siniestro Total y con Golpes Bajos, una banda que formó junto a Teo Cardalda en 1982 y con la que lanzó tres discos. Después, no ha dejado de abanderar proyectos artísticos y desde comienzos de este año se unió a un grupo de músicos malagueños para dar vida al grupo Néctar. Una banda que completaban Sergio Muela (guitarras eléctrica y acústica), Antonio Sierra (batería y percusión), Juan Tomás (bajo eléctrico) y Andrés González (teclados, voz y coros). Los músicos de esta formación no ocultaban ayer su tristez, ya que tampoco esperaban el fatal desenlace.

Y es que Coppini, que siempre ha liderado las bandas de las que ha formado parte, en este caso asumía su presencia en Néctar como un músico más de la formación. En una entrevista con este periódico el pasado octubre, Germán Coppini se mostraba eufórico a la hora de hablar de este nuevo proyecto: "Mi trabajo como solista ha estado obligado por la tesitura que me tocó vivir: veníamos de un grupo novel y de la noche a la mañana nos encontramos con el éxito. Pero yo no me puedo casar con la primera que me pase por la esquina, es una cuestión de sensaciones, de sentimientos. Y este grupo me lo ha puesto en bandeja. Ahora lo que me apetece es ser un miembro más de una banda: no vengo aquí como un figurón, sino a trabajar como el que más", señalaba el artista sobre su participación en el grupo Néctar.

Germán Coppini, que quiso estrenar en SUR algunos de sus nuevos temas con Néctar, ha grabado un disco de larga duración con esta nueva banda en los Estudios Ática de Málaga bajo la producción de Sergio Muela, en un proyecto que apostaba, según el propio Coppini, por un «pop rock elegante, reflexivo y visceral" y que posiblemente verán la luz a título póstumo.

No era la primera colaboración del cantante cántabro con artistas malagueños, ya que el año pasado participó poniendo la voz a uno de los temas del grupo local Logical Pop, impulsado también por el teclista malagueño Andrés González y que es el origen de los temas propios que Néctar ha desarrollado como banda. Ahora, con este grupo, Germán Coppini había trabajado con los músicos malagueños citados, todos ellos veteranos y con amplia experiencia en diferentes bandas locales.