Los trabajadores de Isofotón y la empresa firman este lunes el acuerdo del ERE

Este Expediente de Regulación de Empleo contempla el despido el próximo mes de enero de los 297 empleados que quedan en la fábrica por causas económicas

EUROPA PRESSMÁLAGA

Los representantes de los trabajadores de Isofotón, los abogados de la compañía y los administradores concursales tienen previsto firmar este lunes el acuerdo al que llegaron sobre el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que contempla el despido el próximo mes de enero de los 297 empleados que quedan en la fábrica de paneles solares por causas económicas y con la indemnización mínima que marca la ley.

Tras el preacuerdo al que llegaron el pasado martes los representantes sindicales de los trabajadores con los abogados de la empresa y los administradores concursales y que fue ratificado el jueves en asamblea por la plantilla, se suscribirá este lunes el documento definitivo.

El acuerdo del ERE deberá recibir el visto bueno de la Inspección de Trabajo para su posterior presentación ante el Juzgado Mercantil número de 2 de Málaga , que lleva el concurso de acreedores, con el objetivo de recibir la preceptiva ratificación, según ha indicado a Europa Press el delegado sindical de CCOO en Isofotón, Juan Carlos Martín. Esta será la forma más rápida de tramitar el expediente, tal y como desea la plantilla, que lleva desde septiembre sin cobrar la nómina.

Como parte del acuerdo alcanzado, la empresa se ha comprometido a realizar un pago de 192.000 euros a la plantilla como abono a cuenta de las nóminas adeudadas. Este dinero se repartirá de forma lineal entre todos los trabajadores, de forma que cada uno de ellos cobre la cantidad correspondiente a un mes de Salario Mínimo Interprofesional (SMI) -unos 645 euros-.

La idea es que a partir del 14 de enero únicamente sigan en la empresa unos 20 trabajadores, aunque solo hasta final de mes para realizar las tareas de contabilidad, mantenimiento e inventariado necesarias para ejecutar el cierre definitivo, ha señalado Martín. Además, junto a estos empleados, se quedaría también el representante sindical, que estaría encargado de vigilar que el proceso se lleva a cabo según lo acordado.

En cuanto a las indemnizaciones, se establecerían según el mínimo fijado por la ley, es decir, a razón de 20 días para cada uno por año trabajado con el tope de 12 mensualidades. Mientras que la liquidación de los sueldos adeudados a los empleados -a cada uno de los cuales se les debe una media de 9.000 euros- sería de hasta 6.000 euros con el límite de 120 días.