La Junta insta al Ayuntamiento de Rincón a retirar prendas "no reglamentarias" del uniforme de la Policía Local

Se tratan de una gorra y una "chupita"

EUROPA PRESSRINCÓN DE LA VICTORIA

La Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil, dependiente de la Consejería de Justicia e Interior de la Junta de Andalucía, ha instado al Ayuntamiento del municipio malagueño de Rincón de la Victoria a retirar del uniforme de la Policía Local dos prendas incorporadas este pasado verano, que, según el Gobierno andaluz, no se ajustan a la normativa vigente.

En un escrito remitido al Consistorio, al que ha tenido acceso Europa Press, el director general, José Antonio Varela, indica que ambas prendas, una gorra y una "chupita", no son reglamentarias y, en consecuencia, "deben dejarse de usar por el personal perteneciente al cuerpo de Policía Local de ese municipio".

El documento recuerda que, pese a que existe una normativa autonómica acerca de la uniformidad de los cuerpos de Policía Local, los ayuntamientos pueden establecer el uso de ciertas prendas complementarias, "determinando como condición que las mismas no sean sustitutivas ni modifiquen sustancialmente" las contempladas en el decreto que regula la uniformidad de dichos cuerpos.

Asimismo, deja claro que, en caso de que un ayuntamiento vea necesaria la incorporación de dichas prendas complementarias, debe comunicar a la Junta en el plazo de un mes el acuerdo del órgano competente en esta materia, comunicación que, según la Junta, no se ha producido en el caso de las dos prendas incorporadas al uniforme de la Policía Local de Rincón, de las que se informó a través de un informe de un subinspector policial.

Al tener conocimiento del asunto a través de una denuncia presentada por el Sindicato Andaluz de Funcionarios (SAF), la Dirección General ha determinado que la funcionalidad de la "chupita" está cubierta por los polos de manga corta y larga de uso obligado para todas las Policías Locales andaluzas, mientras que la nueva gorra "modifica sustancialmente la imagen del conjunto de las Policías Locales de Andalucía".

Por tanto, la Consejería entiende que dichas prendas no se ajustan a lo establecido en el decreto que regula la uniformidad de los cuerpos de Policía Local de Andalucía, señala que no se ha seguido el procedimiento para eventuales modificaciones y dice que ni la gorra ni la "chupita" cumplen la condición de "no ser sustitutivas ni modificar sustancialmente el conjunto de prendas establecidas en el decreto", por lo que insta a su retirada.

Respuesta municipal

Pese a esta petición, el Ayuntamiento ha decidido no retirar ninguna de las dos prendas del uniforme de los agentes, pues, basándose en el informe del subinspector policial que se ha encargado de estudiar el asunto, entiende que su uso no contraviene las condiciones que marca el decreto autonómico.

El alcalde, Francisco Salado, ha explicado a Europa Press que dicho decreto permite, en determinados casos, el uso por parte de los policías de prendas complementarias a las establecidas, "y estas prendas cumplen esa condición, porque se utilizan solamente en los turnos de noche, con el objetivo de que los policías puedan desarrollar mejor su labor de vigilancia".

En este sentido, ha asegurado que la incorporación de dichas prendas fue solicitada por los propios sindicatos policiales y ha insistido en su utilidad para las labores de vigilancia y seguridad que se suelen desempeñar en el turno de noche, "en el que es mejor una ropa que no haga notar tanto la presencia de los agentes".

"Nos ratificamos en el informe del subinspector, consideramos que cumplimos y así se lo hemos comunicado a la Junta", ha indicado Salado, quien ha manifestado que, si el Gobierno andaluz sigue entendiendo que las prendas no se ajustan a la legalidad, "habrá que ir a un contencioso, y será un juez quien decida".