Estepona aprueba bajar el IBI

La bajada se traduce en un ahorro medio por recibo de 100 euros, un 14% menos

ESTEPONA

«Me alegra ver que el punto más importante del año para Estepona no ha recibido ningún voto en contra», expresó ayer el alcalde del municipio, José María García Urbano, tras la aprobación del grupo popular de una bajada en el tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) hasta el 0,58%, que afectará a la cuota del ejercicio 2014, y tras la abstención del resto de grupos con representación durante el pleno ordinario.

No fue la única medida de alivio de la presión fiscal que se aprobó en ese punto del orden del día. A la bajada del IBI que el concejal del área de Economía del Ayuntamiento, Manuel Aguilar, calculó que supondría 100 euros menos en un recibo medio, una reducción acumulada del 14% después de que se aplique en enero de 2014 la reducción del 27% del valor catastral, se sumó la aprobación de la eliminación de la tasa de apertura para 35 tipos de actividades económicas; la bonificación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) para la actividad industrial de los polígonos; la exención de la tasa de basura para jubilados y desempleados; una rebaja del 50% en la tasa de ocupación de la vía pública a los comerciantes que se hayan acogido a la ordenanza municipal; y una rebaja del 50% en las cuotas de la matrícula y del servicio de comedor de las guarderías municipales para aquellas unidades familiares que se encuentren en circunstancias especiales, además de una bonificación de hasta el 100% de la cuota por el uso del Palacio de Congresos para las asociaciones con domicilio en la localidad que desarrollen actividades culturales.

«Sabemos perfectamente la situación en la que se encuentra Estepona y en la que se encuentra el Ayuntamiento, por lo que entendemos que el esfuerzo tiene que ir compartido y la reducción de impuestos tiene que ser una premisa en estas ordenanzas fiscales. Si a la reducción del IBI le añadimos que no haya subido el IPC, nos encontramos con una reducción real en el recibo del IBI en Estepona de unos 100 euros. Todo ello sin percibir menos recaudación, consiguiendo la premisa de que paguemos todos», aseguró Aguilar durante su exposición. Además, el concejal del área de Economía enunció la posterior aprobación de una reducción en el impuesto de plusvalía, «con la intención de que se reactive el mercado de compra y venta de viviendas», que acumula una bajada del 69%, y la incorporación de una nueva bonificación para los cónyuges de hasta el 85% de esta cuota en las herencias.

Crítica socialista

«No tenía intención de intervenir, pero, escuchando la exposición del concejal, uno tiene la sensación de estar viviendo en otro lugar distinto de Estepona. Nada dicen acerca de la consolidación de un 83% del reenganche al alcantarillado, ni del cobro de los recibos de alcantarillado con carácter retroactivo, pese al compromiso electoral adquirido voluntariamente por el hoy alcalde, que acudió a manifestaciones con pancartas que rezaban que basura y alcantarillado ya están pagados», expuso el portavoz del grupo municipal socialista, David Valadez. Además, recordó al equipo de gobierno «la subida de un 6,69% aprobada en relación al agua» o «un incremento de un 1700% en las tasas del cementerio municipal», criticó con dureza el edil socialista.

Uno de los puntos que, sin embargo, obtuvo la aprobación tanto de PP, como de PSOE y de los Ciudadanos Independientes de Estepona (CIE), fue el referido a la reasignación del uso de la parcela municipal urbanizable de Las Mesas, que el Consistorio ya cedió a la Asociación de Enfermos de Alzhéimer y que ahora pasa a tener un uso asistencial para «facilitar la futura construcción de una residencia y centro de día para enfermos de Alzhéimer», explicó la responsable del Área de Urbanismo, Susana Arahuete.

El equipo de gobierno rechazó, sin embargo, las diez mociones de urgencia presentadas por el PSOE, entre las que se encontraban la petición de financiar las clases de equinoterapia y de apoyo a alumnos del CEIP Antonio Machado, la liquidación de la deuda pendiente a los trabajadores afectados por el ERE municipal o la creación de una oficina municipal para informar a afectados por las cláusulas suelo.

Chare y nuevo instituto

Todos los grupos votaron a favor de dos mociones institucionales mediante las que instar a la Junta de Andalucía a incluir en una partida presupuestaria para 2014 el proyecto del Centro Hospitalario Asistencial de Alta Resolución (Chare), paralizado y presupuestado desde 2007, además de un nuevo instituto de educación secundaria que, según explicó el edil popular Ignacio Mena, es necesario «para que a corto plazo no se produzcan problemas de ratio en las aulas de secundarias».

Dicha moción institucional aprobada por todos los grupos incluía el compromiso del equipo de gobierno de poner a disposición de los técnicos de la Delegación provincial de Educación de la Junta una parcela municipal en la zona que estimasen más oportuna. En la misma moción, se incluía la petición al Gobierno regional de comenzar de forma urgente los trabajos de adecuación del IES Tomás Hormigo, que en el curso 2015-16 sufrirá un incremento de cinco unidades de primero de la ESO, teniendo en estos momentos capacidad solo para tres unidades.

Hubo consenso en la aprobación del nuevo Plan Contra la Violencia de Género que incluirá como novedad asistir a familiares de las mujeres maltratadas y otros colectivos de riesgo, y en la adhesión del municipio al Plan Emprende en 3 promovido desde el Gobierno central y que ayuda a agilizar los trámites de los emprendedores.