Asaja prevé una producción de aceite en la provincia de 70.000 toneladas de gran calidad

La campaña de molturación de la aceituna se adelanta dos semanas debido a las altas temperaturas

AGUSTÍN PELÁEZ

Los agricultores de Málaga producirán este un aceite de muy buena calidad. Al menos, así lo ha asegurado la asociación agraria de de Jóvenes Agricultores, Asaja, con motivo del inicio de la campaña de este año, que se ha adelanto dos semana en algunos puntos de la provincia respecto a su calendario habitual. Según esta asociación, este año se espera una campaña de aceite abundante y de gran calidad, a la vez que ha augurado que rondará entre las 65.000 y las 70.000 toneladas, tras dos años de producciones «anómalas». Hace un año hubo una campaña especialmente escasa, con 44.000 toneladas, y hace dos se batieron todos los récord de producción, ya que se alcanzaron las 94.000 toneladas, según Asaja.

La incertidumbre de los agricultores tiene que ver con las cotizaciones que alcanzará el producto en el mercado. En principio, segúnAsaja, parece que, al menos, los primeros aceites, de calidad extraordinaria, podrían tener un buen precio. «Esto sería un alivio para los más de 22.000 olivareros que hay en la provincia, que vienen sufriendo desde el pasado mes de febrero una caída en picado de los precios. De momento, parece que esa caída se ha frenado y que se observa cierto optimismo en el mercado», ha afirmado el técnico de Asaja Baldomero Ballido.

En la provincia hay unas 120.000 hectáreas de olivo, concentradas en su mayoría en la Comarca Norte de la provincia. La superficie de olivar en Málaga se incrementa cada año, aunque de forma moderada. Lo que sí se observa es una constante modernización de las explotaciones. Cada vez más, los sistemas de riego son más sofisticados y los agricultores optan por reconvertir la plantación con marcos más modernos. Es decir, se plantan los olivos más cerca uno de otros (de tres o cuatro pies se pasa a un pie) para favorecer la recolección, según Asaja.

Bellido ha explicado que «el contenido medio de aceite de nuestra aceituna más característica ronda el 19%, es decir, son necesarios más de 5 kilos de aceituna para obtener un kilo de aceite».

Para Asaja, uno de los asuntos que preocupa a los agricultores malagueños es el uso de aceiteras rellenables. «Como se sabe, en los restaurantes es muy habitual ver las aceiteras sin ningún tipo de información sobre qué aceite se está consumiendo. Varias han sido las iniciativas para frenar esta costumbre y exigir a los restaurantes europeos obligar al uso de aceite envasado. Cuando ya se creía que esta imposición iba a ser una realidad en 2014, Bruselas dio marcha atrás y decidió no continuar con la propuesta. Posteriormente, el Ministerio de Agricultura advirtió que seguiría incidiendo en su propuesta para que se refleje con claridad la calidad del aceite que se consume, algo que nuestros agricultores creen redundaría en beneficio del sector».