El fin de semana traerá a Málaga las primeras lluvias del otoño

Las precipitaciones irán acompañadas de una bajada de las temperaturas

EUROPA PRESSSEVILLA

Una borrasca atravesará la Península, de Oeste a Este, a partir de este martes y traerá las primeras lluvias del otoño, que serán generalizadas durante el próximo viernes y fin de semana e irán acompañadas de una bajada de las temperaturas en todo el territorio español, incluyendo Andalucía.

En concreto, el sábado 28 de septiembre será en la región andaluza el día con mayores posibilidades de precipitación, con Almería como el punto con menor probabilidad, un 50 por ciento, y Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla (Andalucía occidental) con la mayor, con un 95 por ciento. Jaén y Málaga tendrán un 85 por ciento, y Granada, un 75 por ciento, según los datos, consultados por Europa Press, de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Con carácter previo, el viernes las probabilidades de lluvia irán en ascenso, si bien no se prevé que superen el 30 por ciento, que se dará en Huelva. Tras el sábado, el domingo 29 también habrá muchas opciones de precipitación, yendo del 55 (Granada) al 75 por ciento (Cádiz), con la excepción de Almería, donde sólo habrá un 25 por ciento de posibilidades.

En cuanto a las temperaturas, el retroceso en los termómetros será generalizado en lo tocante a las máximas, si bien en unos lugares se notará más que en otros. Así, mientras que en Almería sólo se prevé un grado de bajada de los actuales 29 grados a los 28 del domingo, en Jaén se prevé una disminución de hasta nueve grados, de los 30 de este lunes a los 21 del domingo. Las mínimas, por otro lado, se mantendrán en unos valores muy similares durante toda la semana.

Estas previsiones se producen justo después de que, en el territorio español, Galicia haya alcanzado máximas de hasta 36 grados en las provincias de Orense y Lugo, temperatura que también se alcanzó en Sevilla, Extremadura y en el Valle del Guadalquivir. Todo ello en un domingo marcado por los cielos despejados y con los vientos de 76 kilómetros por hora registrados en Cádiz como única anomalía.