Ciudades de puertas abiertas

La Nerja de Verano azul, la Maestranza de Ronda y el Palacio de la Aduana se incorporan al programa de la Semana de la Arquitectura, que propone un paseo por Málaga y provincia con otros ojos

ANA PÉREZ-BRYANMálaga
El barco de Chanquete, parada obligada en el recorrido por la Nerja de ‘Verano Azul’. :: SUR/
El barco de Chanquete, parada obligada en el recorrido por la Nerja de ‘Verano Azul’. :: SUR

La idea suena bien. Para muchos incluso afina con banda sonora. La de los títulos de crédito de Verano Azul ¿recuerdan? y esa inolvidable pandilla de niños que silbaba cuesta abajo pedaleando a lomos de las bicis de los 80. La serie colocó a Nerja en el mapa turístico y sentimental de varias generaciones. El barco de Chanquete, el balcón de Europa, la playa de Burriana o el chiringuito de paellas de Ayo siguen siendo, aún hoy, parte de un itinerario que incluso ha llegado a ser reconvertido en ruta oficial del pueblo. Pero hay otras formas de recorrer la Nerja de Verano Azul, y la arquitectura de la época es parte de ese capítulo menos conocido del fenómeno que se encargará de reescribir la especialista Beatriz Perea el próximo 8 de octubre.

Lo hará en el marco de la tercera edición de Semana de la Arquitectura, que se celebrará en Málaga entre el 7 y 12 de octubre con un programa que abre de nuevo las puertas de los edificios y espacios emblemáticos de la provincia y que convierte a los arquitectos que los proyectaron o rehabilitaron en guías de excepción. El indudable atractivo que supone conocer lugares como el Palmeral de las Sorpresas, el Teatro Echegaray, el Museo Picasso, la Ciudad de la Justicia, la plaza de toros de la Maestranza de Ronda o la Catedral con otros ojos se ha convertido, a lo largo de las dos ediciones anteriores, en la mejor garantía de que el ciclo volverá a funcionar. Porque la demanda ciudadana existe, a juzgar por las cifras que (re)lucen sobre la mesa de los organizadores, con aforos llenos en la mayoría de la treintena de actividades de su programa. La fiesta de la arquitectura en la capital y sus municipios coincide con la celebración del Día Mundial de la disciplina, una efeméride a la que se agarran los especialistas para reivindicar su papel de actores en el diseño de ciudades más habitables para todos.

Con esta vocación, más cercana al servicio ciudadano que a la del lucimiento endogámico, el ciclo revalida su apuesta por las actividades que funcionaron en anteriores ediciones y da entrada a otras nuevas que prometen llegar para quedarse. Entre las primeras figuran las visitas a espacios de referencia como el Teatro Echegaray, el Museo Picasso, el Museo Thyssen, el Palmeral de las Sorpresas, el centro histórico de Málaga o la Catedral, cuya demanda superó ampliamente a la oferta de plazas, limitada en la mayor parte de los casos a unas 25-30 personas por turno. «El año pasado, los recorridos por todos estos lugares funcionaron muy bien, por eso los mantenemos en el programa», avanza el arquitecto Daniel Rincón de la Vega, vocal de Desarrollo y Difusión del Colegio de Arquitectos de Málaga y principal impulsor del ciclo junto a su colega Ignacio Jáuregui. Ambos andan en estos días en la compleja tarea de coordinar al equipo de treinta voluntarios de la Escuela de Arquitectura que, por otra parte, también harán visitas guiadas por otros puntos clave de la capital como el Teatro Romano, la calle Larios o el Mercado de Atarazanas.

Las nuevas actividades

Las novedades del programa son significativas y no se limitan sólo al escenario de la capital. De hecho, la visita a plaza de toros de la Maestranza de Ronda con los arquitectos (y aficionados) Adolfo Izquierdo Caballero y José María Morente se perfila como una apuesta segura, al igual que el recorrido por las instalaciones del antiguo Hospital Bazán de Marbella y hoy sede del Museo del Grabado Español Contemporáneo. Vélez y Antequera también se suman a esta cuota de novedad, con sendas actividades en el Polideportivo Fermando Hierro y en el Museo de la Ciudad del Torcal.

Ya en la capital, el público podrá ver por primera vez todos los rincones de la Ciudad de la Justicia de la mano de su autor, José Seguí; visitar el edificio Económico y Social con su arquitecto, Luis Machuca Santa-Cruz o plantearle sus preguntas a los responsables de los proyectos de recuperación del Palacio de la Aduana y el Museo Félix Revello de Toro, Ángel Pérez Mora y Francisco González, respectivamente. Además, este año se han proyectado por primera vez actividades especialmente pensadas para los niños, con un taller de arquitectura comestible que quién sabe puede alimentar en algunos el gusanillo por el diseño de edificios.

Además de las golosinas para los más pequeños, el programa también sirve en bandeja varias sesiones de debates y mesas redondas que abordarán aspectos concretos de la profesión y de su reflejo en la vida cotidiana. El análisis lo abren el lunes 7 de octubre Alberto García Marín, Antonio Martínez Aragón, Francisco Fernández Ballesteros y María José García Guzmán, moderados por el periodista Pablo Bujalance, que disertarán sobre La vivienda actual en el Instituto de Estudios Portuarios. El CAC Málaga será, por su parte, el escenario de la mesa redonda Arquitectura y arte, con Rosario Camacho, Fernando Francés, Rafael de Lacour y Ana Rojo y la periodista Susana Villaverde como moderadora.

El debate sobre la arquitectura y el diseño urbano en Málaga pasa obligatoriamente en estos últimos años por el proyecto del metro, un asunto que será abordado el viernes 11 de octubre en un encuentro con Salvador Gámez, Ángel Asenjo, Francisco Carrera y Rafael Reinoso. La cita, de nuevo en el Instituto de Estudios Portuarios con Teodoro León Gross como moderador y con la conferencia Renovaciones urbanas a cargo de José María Ezquiaga para enmarcar el análisis.

El ciclo deja, por último, un espacio reservado para el tributo a sus profesionales. El miércoles 9 reconoce el trabajo de José Luis Esteve por el proyecto de la parroquia Nuestra Señora de los Ángeles de Málaga y rinde un homenaje al colegiado Ricardo Álvarez de Toledo. Los arquitectos y el público en general contarán ese mismo día con una nueva herramienta para su trabajo, porque también se presenta la Guía Digital de Arquitectura contemporánea de la provincia de Málaga, un exhaustivo trabajo coordinado por Daniel Rincón que recopila en 400 páginas los edificios más emblemáticos del último cuarto de siglo. Seguro que muchos de ellos se van incorporando a las visitas que propone esta singular fiesta de la arquitectura. Porque méritos no faltan.