Falange reclama la soberanía de Gibraltar frente al consulado británico

El colectivo provincial malagueño exige que se acabe con los abusos a los pescadores con banderas españolas y proclamas populares

MANUEL G. BORREGO
Imagen de la protesta de esta mañana en Málaga. :: M.G.B./
Imagen de la protesta de esta mañana en Málaga. :: M.G.B.

Una quincena de simpatizantes falangistas se ha reunido este mediodía frente al consulado británico para reclamar la soberanía española de Gibraltar a gritos de "Gibraltar español", "Pescadores sí, ingleses no" y "Queremos pescaditos, y no a los llanitos". El movimiento, organizado por la Jefatura Provincial de Falange Española de la JONS en Málaga, ha reivindicado la "españolidad" del Peñón y la recuperación de unas aguas "que nunca fueron cedidas" en el Tratado de Utrecht, así como la defensa a unos "compatriotas" que están sufriendo "un acoso y derribo permanente por parte de las autoridades gibraltareñas".

Así lo ha manifestado el secretario provincial falangista, Jordi Ventura, que además ha invitado a los ciudadanos a unirse a un movimiento que trata de "defender a los trabajadores en una causa justa". La concentración ha sido vigilada por una decena de operarios de la Policía Local, que ha pedido el DNI a los asistentes por motivos de seguridad.

Entre ellos se encontraba, bandera española en mano, Pedro Bonilla, residente en Torremolinos que se ha desplazado a la capital únicamente para dar su apoyo a los pescadores, si bien considera que los últimos acontecimientos son sólo la gota que colma el vaso. Durante la protesta también se ha bromeado con la posibilidad de extender las denuncias a los consulados de Alemania y Arabia Saudí, ambos situados en el mismo edificio. "Tenemos tantos enemigos que ya nos da igual. No nos quiere nadie", ha expresado Pedro.

A pesar de haber recibido algunos abucheos por parte de los viandantes, la manifestación ha recabado apoyos como el de Santiago, que define el Peñón como "la deshonra de Europa y la vergüenza de España". Guadalupe González, estudiante de Málaga, también se ha acercado a la concentración para informarse y "conocer sus demandas aunque no las comparta". "Me parece denigrante que se hagan cosas así con familias que viven de la pesca", ha lamentado.