Una antológica de Francisco Hernández abrirá el Centro de Arte de Vélez

La muestra se dedicará a la obra de gran formato del pintor

EUROPA PRESSVÉLEZ-MÁLAGA

El Centro de Arte Contemporáneo de Vélez-Málaga, el primer espacio dedicado al arte emergente en Andalucía fuera de una capital de provincia, abrirá el 14 de septiembre con una exposición antológica del pintor Francisco Hernández, fallecido en abril de 2012.

El artista (Melilla, 1932) es uno de los máximos exponentes de la pintura andaluza contemporánea, por lo que las salas del CAC se inaugurarán con sus obras, en un recorrido por su carrera pictórica, que comenzó pronto, ya que en 1945 pintó escenas para la iglesia de El Trapiche, en Vélez-Málaga, municipio del que es hijo adoptivo.

La muestra se dedicará a la obra de gran formato de Hernández y el alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla, ha asegurado hoy a Efe que será una de las "más importantes" que se presenten este año en España, ya que se expondrán piezas del artista desconocidas para el público.

Por su parte, Salvador Gutiérrez, coordinador de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Vélez-Málaga, ha explicado que Hernández es uno de los pintores que por méritos propios debía inaugurar el nuevo centro, "por su magistral don para el dibujo y su capacidad para enfrentarse y adentrarse en todo tipo de estilos, temas y técnicas".

También ha destacado su apuesta incesante en la búsqueda de nuevas expresiones, partiendo siempre de un conocimiento profundo de la tradición y de la historia del arte, y su valentía a la hora de ir contracorriente en los dictados de las modas y del mercado del arte.

Tras estudiar en Madrid, en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, centró su obra en la figuración, influenciado por pintores como Durero, Rembrandt o Picasso, y en los años 70 dio un giro surrealista, aunque sin abandonar las connotaciones religiosas presentes en toda su carrera, que al final también estuvo influida por el arte callejero de los grafiti.

El CAC de Vélez- Málaga estará situado en el número 27 de la céntrica calle Félix Lomas, en un edificio que, a principios del pasado siglo, fue sede del colegio de Nuestra Señora de la Presentación, y cuya remodelación ha supuesto una inversión de casi tres millones de euros.

El proyecto, realizado por el arquitecto Juan Miguel Hernández León, plantea la creación en el inmueble de cinco salas de exposiciones permanentes y otras dos para muestras temporales, entre otras instalaciones, como una tienda-librería, salón de actos, una cafetería o almacenes.

En concreto, se trata de un palacete con una superficie construida de algo más de 352 metros cuadrados en el sótano, 600 en la planta baja, unos 570 en la primera y alrededor de 425 metros cuadrados en la segunda.