Endesa mejora el servicio eléctrico de más de 22.000 clientes en Nerja

Los trabajos suponen cambiar los sistemas de protecciones electromecánicas por otros digitales

EUROPA PRESSMÁLAGA

Técnicos de la compañía eléctrica Endesa han comenzado los trabajos de sustitución de los sistemas de protecciones de cabecera de ocho líneas de media tensión que parten la subestación del municipio malagueño de Nerja, y que permitirán mejorar la calidad del servicio eléctrico de las zonas de influencia de estas líneas y subestación -más de 22.300 clientes- ya que las modernizan otorgándoles mayor seguridad.

Los trabajos, que suponen una inversión de 45.000 euros, estarán finalizados en las próximas semanas, según han precisado desde la compañía a través de un comunicado.

Con el cambio de estos sistemas de protecciones por otros de última generación y avanzada tecnología, se consigue que las líneas, o las propias instalaciones de las subestaciones, "queden mejor aisladas en caso de alguna incidencia en la red, minimizando de esta forma la posibilidad de pérdida del mercado -clientes- que dependen de ellas", han afirmado desde Endesa.

Los sistemas de protecciones son herramientas que, gestionadas de forma telecontrolada e informatizada, impiden que los denominados defectos o averías que puedan surgir en la explotación habitual de la red lleguen a afectar a las líneas o elementos a los que están asociadas.

"Con ello se impide que un posible fallo contagie a estos puntos y los clientes se queden sin suministro y se consigue que la afectación sea lo más corta posible", han afirmado.

En esta ocasión van a ser sustituidos estos sistemas más antiguos -electromecánicos- por otros digitales, "de mayor fiabilidad, facilidad de operación y que ofrecen una información más completa sobre cualquier defecto en la red".

La subestación Nerja, además, dispone del Sistema Integrado de Control y Protecciones (SICP), herramienta que facilita y agiliza la maniobrabilidad y un mejor y mayor control sobre la instalación al conectarla con el Centro de Operación de la Red de la Compañía, situado en Sevilla.

Esto permite que, ante posibles incidencias, pueda redirigirse el suministro eléctrico por líneas alternativas sin desplazamientos de personal técnico y la consiguiente reducción de tiempo sin servicio.