La Fiscalía archiva la denuncia de IU sobre la limpieza en edificios municipales sin contrato en Vélez

El Ministerio Público considera que no ha existido falta de transparencia ni se ha dificultado a los grupos municipales el acceso a la información

AGUSTÍN PELÁEZ

La Fiscalía de Málaga ha decidido archivar las diligencias de investigación penal abiertas en abril de este año a raíz de una denuncia interpuesta por el grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Vélez-Málaga en la que aseguraba que la empresa encargada de la limpieza en edificios municipales y colegios estaba prestando el servicio «sin contrato desde agosto de 2010» y que el equipo de gobierno del PP no les explicaba ni respondía a sus demandas de información sobre el tipo de contrato que se mantiene con la empresa y cómo se están pagando sus facturas.

Según la Fiscalía, de la documentación presentada por el Ayuntamiento se deduce «con claridad la ausencia de fundamentación de los extremos denunciados» en cuanto a falta de transparencia en al contratación de la limpieza de edificios municipales, así como sobre las dificultades en el acceso por parte de los grupos políticos a la información y documentación relacionada con este servicio. El Ministerio Público ha basado su decisión en los informes del área de Contratación y Patrimonio, y de la secretaria general sobre el acceso de los miembros de la corporación a los acuerdos, decretos y resoluciones; las certificaciones de las sesiones plenarias y de la nota interior de Alcaldía de fecha 20 de septiembre de 2010 sobre este servicio.

No obstante, la Fiscalía hace constar en su escrito de archivo que IU puede trasladar la denuncia ante los órganos judiciales si lo considera oportuno.

Para IU, la empresa Limpiezas Crespo realiza estas funciones «sin contrato desde agosto del 2010», sin embargo, el Consistorio tiene consignado en su presupuesto para este año 3,4 millones de euros para el servicio, «pese a que no existe vinculación contractual». El portavoz de IU, Salvador Marín, denunció ante la Fiscalía que en los últimos plenos había preguntado al equipo de gobierno del PP por el tipo de contrato que tiene la citada empresa y cómo se están pagando sus facturas, a la vez que aseguraban que no habían tenido respuestas.

Se da la circunstancia de que Marín formaba parte del gobierno tripartito en la pasada legislatura e incluso en el momento en que finalizó el contrato con la empresa en agosto de 2010, razón por la cual los anteriores gobernantes municipales realizaron «una especie de prórroga» a la espera de la municipalización del servicio, «que era lo que quería hacer desde IU».

El alcalde, Francisco Delgado (PP), ha reiterado que lo que IU debía haber hecho era haberse denunciado a sí mismo, toda vez que fue el gobierno tripartito del que formaba parte el que decidió que Crespo continuase prestando el servicio mientras se ultimaban los trámites de una nueva contratación. «Si no lo hemos hecho hasta ahora es porque no existía crédito suficienha señalado Delgado.

El regidor ha manifestado que para evitar que se sigan emitiendo facturas extrajudiciales es intención del equipo de gobierno del PP licitar el servicio una vez que se cuente con el crédito suficiente.