La consejera de Fomento, Elena Cortés, se reunirá la próxima semana con el Ayuntamiento de Vélez para hablar del tranvía

El encuentro se producirá después de que el equipo de gobierno del PP haya dado su visto bueno al alquiler de los convoyes a Sidney

AGUSTÍN PELÁEZ
Hace dos semanas se inició el traslado de una de las unidades del tranvía a Australia perfectamente embalada/
Hace dos semanas se inició el traslado de una de las unidades del tranvía a Australia perfectamente embalada

La consejera de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, Elena Cortés, se reunirá el próximo miércoles 341 en el Ayuntamiento de Vélez con el alcalde de la ciudad, el popular Francisco Delgado, para abordar la situación del tranvía del municipio, el primero de Andalucía, paralizado en junio de 2012 al asegurar el equipo de gobierno del PP que el Consistorio no puede asumir en solitario sus costes de explotación y mantenimiento. El encuentro se producirá después de que el Ayuntamiento haya dado su visto bueno a alquilar las unidades a una ciudad del área metropolitana de Sidney (Australia). De los tres tranvías con los que cuenta el sistema tranviario veleño, ya han sido trasladadas dos.

El Ayuntamiento ha informado en un comunicado que el encuentro entre ambas instituciones tendrá lugar en el Ayuntamiento el día 31 a las 11 horas, después de que la consejera haya respondido afirmativamente a la última petición de reunión que le trasladó el regidor.

En dicha petición, expresada en una carta remitida el 17 de julio, el alcalde solicitó a Cortés una reunión para analizar y planificar «con el deseable rigor que exige la defensa de los intereses generales, más aún en esta presente coyuntura económica», las vías de colaboración financiera de la Junta en el déficit del servicio, cumpliendo así el compromiso que asumió en enero de 2009 el entonces presidente andaluz, Manuel Chaves.

«Tras numerosas peticiones telefónicas y por escrito realizadas por este Gobierno, definitivamente la consejera de Fomento ha aceptado mantener una reunión para tratar la situación del tranvía veleño, un encuentro, que a nuestro entender, debiera haberse celebrado mucho antes. No obstante, vamos a plantear al Gobierno andaluz, con datos, la imposibilidad que supone para este Ayuntamiento el mantenimiento en solitario de este sistema de transporte, que ha ocasionado un enorme perjuicio económico a las arcas municipales desde su implantación en el año 2006», ha señalado el primer edil veleño, quien ha añadido que espera que la Junta de Andalucía sea capaz de llegar a una situación «de entendimiento que haga viable el tranvía, un sistema que ha fracasado en toda Andalucía por la falta de apoyo del Gobierno andaluz».

Asistentes

En la reunión estarán presentes el delegado territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda, Turismo y Comercio en Málaga, Manuel García, y el director gerente de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, José Antonio Tallón. Por parte del Consistorio veleño acudirán el propio alcalde y el concejal de Transportes, Francisco Natera, así como técnicos municipales.

Delgado ha asegurado en el mismo comunicado que, en su escrito de respuesta, el Ejecutivo autonómico reconoce que la inversión efectuada para implantar el tranvía en Vélez- Málaga no provino de fondos europeos, sino autonómicos, que incluyendo las dos fases del trazado ascendieron a más de 34,6 millones de euros.

«Es por esto que no entendemos que con esta inversión realizada por la Junta no haya habido una mayor implicación para resolver una situación que es insostenible para los ayuntamientos con este sistema de transporte, como se puede ver en Jaén o en la Bahía de Cádiz, donde ninguno está en funcionamiento», ha agregado.

El tranvía de Vélez, primero de sus características puesto en marcha en Andalucía, conectó el casco urbano de la localidad con el núcleo costero de Torre del Mar a través de un trazado de 4,7 kilómetros, que debería haberse ampliado con un segundo tramo de 1,2 kilómetros, que pese a estar construido desde 2009 no ha llegado a entrar en servicio.

Inaugurado el 11 de octubre de 2006, el tranvía se mantuvo operativo durante cinco años y ocho meses, y quedó paralizado de forma indefinida por decisión municipal el 4 de junio de 2012.

A finales de abril de este año, y con el fin de reducir los gastos que el Consistorio debe seguir asumiendo aun con el tranvía paralizado, el Ayuntamiento autorizó a Travelsa, empresa concesionaria del servicio municipal de transporte de viajeros, a alquilar las tres unidades existentes por un periodo de dos años a una ciudad australiana.

Tanto la paralización como la autorización para alquilar las unidades se ha producido con la postrua contraria de la oposición municipal (PSOE, IU, PA y GIPMTM).