Mariví Romero: La concejal anuncio

¿Es correcto que una edil de Málaga venda en redes sociales las excelencias de un hotel tras pasar un fin de semana gratis?, es la pregunta que está en el aire

PILAR R. QUIRÓS
Mariví Romero: La concejal anuncio

La concejal 2.0 del Ayuntamiento de Málaga, Mariví Romero, hizo uso de su altavoz en las redes sociales, fundamentalmente en Twitter con su perfil institucional y personal, para vender las excelencias de un hotel en Islantilla, Huelva, al que había sido invitada. En sus mensajes en esta red social, en los que incluye fotos y en la que es mencionada por otros tuiteros invitados, aparece con el logo del alojamiento, mostrando imágenes de las instalaciones y promocionando sus actividades.

La invitación parte de su amiga la escritora y bloguera Laura Chica, que a su vez ha sido invitada por un touroperador (que explota un porcentaje del hotel), que es su vecino y que solo le cobra una cantidad muy pequeña por el fin de semana, según cuenta. Chica, además de a Romero, había invitado a otro grupo de amigos de distintos ámbitos que nada tienen que ver con el Ayuntamiento de Málaga. «No es un blog trip (es decir un viaje de blogueros con todos los gastos pagados), me invitaba mi amigo touroperador y nos ponía un precio super-bajito;y sí claro hemos hablado y dicho en Twitter lo bueno que es el hotel y lo bien que se han portado con nosotros», según explica a SUR, que se ha puesto en contacto con ella por indicaciones de la propia concejal.

Llama la atención la imagen de llegada al hotel (que sube a la red otro perfil que no es el de la concejala Romero)en el que los invitados aparecen delante del photocall con el logo del alojamiento hotelero. La siguiente, que la misma edil cuelga, es una cama balinesa. Además se hace eco de la piscina repleta de público a través de un retuit (repetición de mensaje), de las cocinas, del desayuno que disfrutan, de los jefes de departamento del hotel, de las instalaciones, de la mascota de la cadena, de las pulseritas que suelen indicar el todo incluido o una serie de servicios incluidos;de la decoración, los deportes acuáticos (en la que aparece con su hijo), entre otras imágenes de piscinas. Entre sus últimos mensajes habla de que es «genial el lugar y la compañía» y por último indica que su hijo pregunta que cuándo van a repetir. Ha causado sorpresa que una concejala de la capital de la Costa del Sol tuitee con tanto fervor de un alojamiento hotelero de Huelva.

Romero, por su parte, no ve nada malo en usar su cuenta institucional y personal para promocionar un hotel y asegura:«No tengo nada que ocultar, ni que esconder y tengo la conciencia muy tranquila». Además, Romero alega que también asiste a otro tipo de eventos y de fiestas para promocionar bebidas u otros hoteles, de los que también habla en su pefil. La pregunta que hay que hacerse en estos casos es:¿Una concejala debe usar su cuenta institucional para estos menesteres? Como casi todo en la vida, habrá infinidad de pareceres.