El Ayuntamiento invierte dos millones en reparación de firmes y pavimentos

Aceras, calzadas y mejoras copan las más de 8.000 actuaciones

EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Málaga a través del plan de conservación y reforma de firmes y pavimentos ha realizado en lo que va de 2013 un total de 8.140 microactuaciones, que han supuesto una inversión de aproximadamente dos millones de euros. Hasta final de año el Consistorio tiene programadas un total de 11.00 intervenciones, donde se incluyen prioritariamente las que proceden de los distritos.

El plan de conservación viaria para 2013 se adjudicó, a través de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU), a UTE Conacon-Eiffage y supone una inversión de 4,76 millones de euros. Así lo ha informado en rueda de prensa este martes el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, quien ha hecho balance de estas actuaciones.

En cuanto al tipo de actuaciones, según ha explicado el primer edil, de las 8.140 que se han realizado, 6.500 han sido en aceras, 1.600 en calzadas y 40 se corresponden con mejoras.

La inversión total para estas actuaciones ha conllevado 1.898.000 euros, de los que 1,6 millones se han destinado a la reparación de aceras, 389.000 a la de calzadas y 9.000 a mejoras.

Este plan se inició en 2004 y desde entonces hasta la actualidad se han realizado un total de 54.100 actuaciones en aceras, 16.300 en calzadas y 1.050 mejoras.

Según ha señalado el alcalde, en estos años, "aunque las cantidades -de inversión- no han podido ir creciendo, el número de actuaciones ha crecido significativamente y este año parece que vamos a superar las 11.000, siendo año récord en actuaciones"; no, sin embargo, "en dinero".

Sobre el total de superficie que se ha reparado en estos años, el regidor ha explicado que en el caso de las aceras han sido 226.200 metros cuadrados; en el de bordillos, 57.600 metros; además se han arreglado 18.100 arquetas, se ha empleado 19.000 toneladas en refuerzo del firme, y 24.630 en bacheo.

En este sentido, en lo que va de año se han reparado un total de 13.100 metros cuadrados de aceras, 3.500 metros de bordillos, 300 arquetas y se han empleado 1.400 toneladas en bacheo.

"El Ayuntamiento desde hace unos cuantos años viene trabajando de una manera especialmente cercana y directa en la solución de los problemas que el diario de la ciudad tiene", ha indicado De la Torre, a lo que ha añadido que "desde hace tiempo hemos ido impulsando las microactuaciones, que son respuestas concretas a problemas concretos", es decir, ha continuado, que "si en una calle hay un problema que se manifiesta en una parte de la acera o de la calzada, esa parte debe estar resuelta cuanto antes, no esperar a que esté toda la calle mal".

Objetivos del plan

Los principales objetivos de este plan, según ha explicado el regidor, son conservar el patrimonio de pavimentos y firmes urbanos, optimizar la seguridad y calidad, reducir tiempos de respuesta y minimizar el coste global para la ciudad.

En cuanto a los resultados del plan, ha destacado los siguientes: erradicación de riesgos, eliminación de barreras urbanísticas, mejora de la calidad de los viales, accesibilidad a la información, conocimiento global de la ciudad, mayor eficiencia y eficacia, embellecimiento, pluralidad y participación.

Este modelo se basa en tres pilares esenciales, que son información e inspección, gestión, y actuación. El primero se abastece de las prioridades de los distritos; del sistema Gecor, que permite utilizar el móvil para transmitir la imagen del problema, y de la inspección directa realizada.

El segundo trata informáticamente toda la información recibida para establecer una planificación y control económico, y el tercero es la ejecución del trabajo programado mediante los equipos dispuestos a tal fin.