Unicaja pone en marcha el canje de acciones para hacerse con el control de CEISS

La operación está condicionada a que el 75% de los preferentistas del banco castellano acepten la oferta final de la entidad malagueña

NURIA TRIGUEROMálaga

El consejo de administración de Unicaja Banco aprobó ayer iniciar los trámites necesarios para lanzar una oferta de compra dirigida a los accionistas y titulares de bonos necesaria y contingentemente convertibles de Banco de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria, S.A. (Banco CEISS). De esta forma, la entidad malagueña confirma por fin su voluntad firme de hacerse con la antigua Caja España-Duero, y da uno de los últimos pasos necesarios para materializar su adquisición, después de más de dos años de negociaciones dirigidas a tal fin. La operación está condicionada a que los titulares de al menos el 75% de las acciones de CEISS acepten el canje por nuevos títulos de Unicaja Banco. Quedan excluidos de la oferta los valores que sean titularidad del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Según explicó Unicaja ayer a las diez de la noche en un comunicado dirigido a la CNMV, en el marco de la citada oferta cuyo proceso ahora se inicia se ofrecerá a los actuales accionistas de Banco CEISS acciones de nueva emisión de Unicaja Banco, mientras que a los titulares de bonos necesaria y contingentemente convertibles de Banco CEISS se les ofrecerá «una combinación de bonos necesaria y contingentemente convertibles y bonos perpetuos contingentemente convertibles, todos ellos de Unicaja Banco». La formulación concreta de la citada oferta estará sujeta «a la obtención de las correspondientes autorizaciones administrativas y regulatorias», entre otras condiciones.

En el supuesto de aceptación total de la oferta, las acciones que se entregarán a los actuales accionistas de Banco CEISS más las que resulten de la conversión de los bonos de Unicaja Banco que se entregarían en el marco de la citada oferta representarán un 26% del capital de Unicaja Banco, después de la adquisición. En caso de conversión parcial, este porcentaje se ajustaría proporcionalmente.

La decisión de Unicaja fue consecuencia inmediata de la que previamente había comunicado el FROB ayer por la tarde. La comisión rectora del fondo de reestructuración bancaria aprobó una resolución por la que se acuerda culminar las acciones de gestión de instrumentos híbridos y deuda subordinada en ejecución del plan de resolución de la entidad castellana. Una decisión que afecta a las dos emisiones de obligaciones subordinadas con vencimiento de Banco CEISS, destinadas a inversores cualificados, que no fueron objeto de las acciones de gestión de instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada adoptadas por el FROB el pasado 16 de mayo.

La Comisión Europea había dado como fecha tope el 15 de julio de 2013 para completar el Plan de Resolución de CEISS con el fin de que la entidad «pueda generar los recursos propios básicos necesarios no solo para que pueda la entidad recupera sus ratios de solvencia, sino también para que sean compatibles con las condiciones de la oferta de Unicaja», según explica el FROB en el acuerdo. Unicaja estaba esperando a esta decisión para arrancar la operación de adquisición de la antigua Caja España-Duero.

Ceiss cuenta con un total de 1.441 millones en productos híbridos en circulación. De ellos, 981 millones corresponden a deuda subordinada y 460 a las preferentes. En la actualidad el capital social de Banco CEISS asciende a 888,8 millones de euros, mientras que la valoración de la entidad es de -288 millones euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos