Nueve montañeros de Vélez resultan heridos en Marruecos en un accidente de tráfico

Los miembros de la expedición, que se encuentran desde ayer en Málaga, presentan fracturas, politraumatismos, heridas y múltiples arañazos

AGUSTÍN PELÁEZ
Miembros del Club de Montañismo y Senderismo Grupo del 17 de Vélez en una de sus muchas salidas/
Miembros del Club de Montañismo y Senderismo Grupo del 17 de Vélez en una de sus muchas salidas

Un grupo de nueve montañeros pertecientes al Club de Montañismo y Senderismo Grupo del 17 de Vélez-Málaga que formaban parte de una expedición al pico más alto del Alto Atlas, el Toukbal, de 4.167 metros de altitud, resultaron heridos el pasado martes de distinta consideración como consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido cuando se dirigían en microbus al Parque Nacional del Toubkal. El siniestro se produjo a unos 100 kilómetros de Marrakech al ser embestido el microbús por un vehículo todo terreno que circulaba por la autovia a más de 170 kilómetros por hora, según ha declarado el presidente del club, Eugenio Calderón, que debía haber formado parte de la expedición, pero que a causa de una lesión sufrida días antes tuvo que quedarse en Vélez.

Fruto de la colisión, el microbús peridó el control dando varias vueltas de campana. Todos sus ocupantes, entre los que se encontrabam los nueve miembros de la expedición, el guía que les acompañaba y el conductor, resultaron heridos, por lo que necesitaron ser trasaladados al hospital de Marrakech, donde fueron atendidos. Uno de ellos tuvo que se incluso intevenido al presentar una herida abierta en un brazo que le llegaba hasta el hueso, además de una fractura de clavícula.

Además hay un montañero con cuatro costillas rotas y otro que ha necesitado 34 puntos de sutura en la cabeza. El resto presenta politraumatismos, contusiones, cortes y arañazos múltiples.

La totalidad de los miembros de la expedición se encuentran desde ayer en Málaga, donde están siendo sometidos a diversas pruebas médicas para descartar posibles lesiones internas, tras pedir el alta voluntaria en Marruecos.