Los líderes de la camorra fueron detenidos tras una juerga con prostitutas en Marbella

Casi cien detenidos en una operación relacionada con el 'clan Polverino', supuestamente implicados en tráfico de hachís y blanqueo de capitales

ÁLVARO FRÍAS , AGENCIAS
Uno de los detenidos en Málaga. :: Foto: Josele-Lanza / Vídeo: H. Barbotta y A. Frías/
Uno de los detenidos en Málaga. :: Foto: Josele-Lanza / Vídeo: H. Barbotta y A. Frías

Los líderes en España del 'clan Polverino' de la camorra napolitana fueron detenidos por la Guardia Civil tras una noche de juerga en un piso de San Pedro Alcántara (Marbella), donde estaba cada uno en compañía de una prostituta, según han confirmado fuentes de la investigación.

Estas mismas fuentes han precisado que se trata de Massimiliano D'Aria, Domenico Panella y uno de los abogados españoles con los que contaba la organización criminal para sus negocios.

La operación ha incluido registros en varios puntos de la Costa del Sol. Durante la mañana de este martes se realizaron al menos cuatro en Marbella. En una empresa del polígono industrial La Ermita, en una entidad bancaria de la barriada Divina Pastora, en un centro de negocios de Puerto Banús y en un edificio de viviendas en San Pedro Alcántara, adonde la Guardia Civil ha trasladado a uno de los detenidos.

Según informaron fuentes de la investigación, los arrestados están relacionados con el denominado 'clan Polverino' y supuestamente implicados en tráfico de hachís y blanqueo de capitales.

La macroperación, desarrollada de forma conjunta con el cuerpo de Carabinieri en España e Italia, se ha saldado con la desarticulación de cuatro 'paranzzas' (células territoriales) en las provincias de Tarragona, Málaga, Cádiz y Alicante.

Al grupo se le achacan numerosos delitos relacionados con el crimen organizado aunque en España se dedicaban principalmente al tráfico de drogas y el blanqueo de capitales para lo que habían creado un estructura centrada en inversiones inmobiliarias.

La Guardia Civil ha realizado 25 registros en domicilios y se ha procedido al bloqueo y embargo de hasta un centenar de cuentas, bienes, sociedades mercantiles y acciones, según han precisado fuentes jurídicas.

Paralelamente en Nápoles (Italia) se han ordenado en torno a otros 70 arrestos y decenas de registros; entre los arrestados en España hay nacionales italianos y sudamericanos, además de españoles, y entre ellos destacan varios abogados relacionados con la trama de blanqueo de la red.

Las 'paranzzas' del 'clan Polverino' en España se dedicaban a tareas logísticas como almacenaje, transporte, tráfico y alojamiento de hachís, y la red tiene el control del tráfico de esta droga en el sur de Italia. Coordinaban el traslado de la sustancia desde Marruecos a suelo italiano con otras organizaciones que operan en los tres países.

El beneficio económico generado por la organización se entregaba a los integrantes de la organización en España en efectivo aprovechando los transportes de mercancías empleados para el tráfico de drogas.

Parte de ese capital procedente de las actividades delictivas del clan se invertía en diferentes negocios, entre ellos las inversiones inmobiliarias en España, y, según las fuentes jurídicas consultadas, una de las actividades consistía en adquirir chalets en el municipio de El Vendrell (Tarragona).

La denominada operación 'Laurel VIII' ha puesto fin a dos años de investigaciones, y a esta organización criminal se le atribuyen como principales delitos la extorsión, homicidio, proxenetismo, usura, corrupción de las administraciones públicas, tráfico de drogas internacional, blanqueo de capitales, delitos contra la salud pública en el seno de una organización criminal, falsificación de documentos y tenencia ilícita de armas.

El 'clan Polverino' tiene sus orígenes vinculados al 'clan Nuvoletta', importante organización criminal de la camorra italiana. Durante los años 90 la supremacía que ejercía el 'clan Nuvoletta' comenzó su declive por cuanto sus principales dirigentes murieron o ingresaron en prisión.

La organización liderada por Giuseppe Polverino, alias 'O Barone', no sólo se constituye como clan independiente sino que asume el monopolio de tráfico de hachís en la zona de Nápoles, y se convierte así en una organización de las más poderosas de la camorra napolitana.