Empresas de aventuras ofrecen guías para hacer el Caminito del Rey y ocultan que el paso está prohibido

En 2001 se cortaron los accesos, tras registrarse cuatro muertes en el año anterior, pero el flujo de personas amantes del riesgo extremo es constante

FRANCISCO GUTIÉRREZ @PACOGUTISURMÁLAGA
Excursionistas por el estrecho sendero, que carece de pasamanos.:: SUR/
Excursionistas por el estrecho sendero, que carece de pasamanos.:: SUR

'¡Atrévete!' es el mensaje que se puede leer en una página web que ofrece una excursión por el Caminito del Rey. «Un recorrido ideal para el viajero que quiere descubrir uno de los paisajes montañoso más bellos de la provincia de Málaga y tener asegurada una gran aventura». «Todo lo que necesitas es agua, ... zapatos cómodos para caminar, protector solar y un buen sentido del humor», se puede leer en otra. Ninguna llamada a la responsabilidad. Por supuesto, ni una línea sobre la prohibición del paso ni de la multa económica a la que se exponen. Y, lo que es más sorprendente, ninguna referencia a los montañeros muertos. «¡Recorrido muy recomendado!», exclama, en negrita, otra página que se presenta como equipo multidisciplinar de deporte de aventura.

Otras empresas ofrecen una información incorrecta, sesgada o claramente malintencionada, con afirmaciones como «su tránsito llegó incluso a ser prohibido». Pero es que en ningún momento se ha llegado a levantar esa prohibición. Por si queda alguna duda en el ánimo del lector, apostillan: «a pesar de todo esto los auténticos aventureros siguen visitando la zona para vivir esta experiencia inigualable y bastante peligrosa».

También se olvidan de los fallecidos los que sin reparos afirman: «La seguridad estará presente durante todo el recorrido, tratándose de una actividad apta para todos aquellos que no tengan miedo a las alturas». Habría que preguntarle a Ferruco Sacci, un escalador experimentado que salvó milagrosamente la vida hace un par de meses tras caer desde 80 metros de altura al romperse el cable de sujeción. Porque los muertos ya no pueden hablar de la seguridad del camino. Es el caso de los tres jóvenes malagueños fallecidos el mismo día, un 11 de agosto del año 2000. Su experiencia en la escalada de nada les sirvió cuando se desprendió un cable de acero en el que estaban agarrados y cayeron al vacío.

Deporte de riesgo llevado a sus extremos

El Caminito del Rey, presentado en muchas páginas web como el sendero más peligroso del mundo, sigue concitando el interés de las personas amantes del riesgo llevado a sus extremos. Un vídeo en YouTube que firma danielahnen suma en cuatro años casi un millón de reproducciones. Verlo es sobrecogedor y da idea del peligro al que se exponen los excursionistas: un estrecho camino de apenas un metro y sin pasamanos, otros tramos sin suelo por los que tienen que ir colgados al aire, otros en los que caminan por un estrecho paso lleno de grandes agujeros, otros en los que, como si se tratara de funanbulistas, caminan varios metros sobre una viga de hierro con un precipicio de cientos de metros a sus pies... Como toda sujeción por el camino, un cable de acero que alguien colgó de la pared rocosa al que se sujetan con cintas y arnés. En otro vídeo se puede ver a un hombre con una pequeña en una mochila a sus hombros; también hay escenas de personas sin elementos de protección tan fundamentales como un casco. Incluso alguien toma imágenes del camino que tienen que hacer los excursionistas para acceder al sendero, a través de las vías del ferrocarril y atravesando los estrechos túneles excavados en la roca, algo totalmente prohibido y extremadamente peligroso por el paso de los trenes...

«Una gran aventura»

Son muchas las páginas que ofrecen guías para hacer esta excursión prohibida. Las hay en inglés, como una radicada en Marbella. También llegan muchos excursionistas desde Gibraltar. Aquí radica otra empresa especializada en escalada y otros deportes de aventuras que ofrece la ruta en su web. 70 euros por persona cuesta la excursión desde el Peñón, con transporte incluido. Aunque describen las dificultades del camino, ofrecen «un día estimulante en la pasarela». Otras empresas son de Málaga o Antequera. Ofrecen «una gran aventura» y la presentan como «una actividad apta para todos aquellos que no tengan miedo a las alturas».

Tras los sucesos del año 2000 (otro excursionista había muerto en diciembre de 1999) se decidió cerrar el paso. Para ello se demolió parte del camino en su tramo inicial. Algo que ha añadido mayor aliciente a los aventureros, ya que tienen que hacer escalada en estos primeros metros donde ha desaparecido la pasarela para llegar a la zona donde comienza el camino.

Los proyectos para su rehabilitación duermen en los cajones de las administraciones. En 2011 la anterior corporación provincial se despidió aprobando un proyecto para su restauración, con un coste de 9 millones. Pero nada se ha avanzado. Entre tanto, algunas empresas de turismo de aventuras se han dirigido al Ayuntamiento de Ardales para solicitar permiso para reequipar con cables el sendero, lo que lo haría mucho más seguro. Pero se niegan a cualquier actuación porque está prohibido el paso. Pero ni Guardia Civil ni Policía Local de la zona consiguen cortar el flujo de personas que, a diario, exponen sus vidas en el sendero más peligroso del mundo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos