Condenados se libran de la cárcel porque el juzgado no les llama para cumplir la pena

La Audiencia ya ha empezado a dictar las primeras prescripciones

JAVIER RECIOMÁLAGA

La Audiencia Provincial de Málaga ha empezado a dictar las primeras prescripciones de la pena al agotarse el plazo legal establecido para que los juzgados ejecuten las sentencias, lo que supone que personas que han sido condenadas a prisión se libren oficialmente y para siempre de estar entre rejas.

El Código Penal establece que las penas menos graves, que son las que van desde los tres meses hasta los cinco años de cárcel, prescriben a los cinco años. O sea, que al pasar este tiempo la legislación establece que el condenado queda liberado.

También se están dictando este tipo de resoluciones en el ámbito de los juzgados de lo penal. Generalmente, la prescripción se da en el ámbito del delito. Se penaliza que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no sean capaces de averiguar quién ha sido el autor de una acción de carácter criminal.

Ahora bien, la prescripción también se da en el ámbito de la pena. En estos casos se beneficia el condenado por el mal funcionamiento de la Administración de Justicia y causa una especial impotencia en las víctimas de los delitos, pues comprueban que los procesados, pese a estar ya condenados, se van de rositas por un fallo de los tribunales de justicia.

Los supuestos citados anteriormente se han producido en el caso de las funerarias que tanta alarma social causó en Málaga, pues los condenados no cumplieron con las normas establecidas a la hora de la incineración de cadáveres y restos. Sólo en ese caso se han dictado ya tres prescripciones.

Fotos

Vídeos