Consigue que le cambien una moto defectuosa por otra nueva seis años después de comprarla

Víctor Daniel Pita acudió a los juzgados después de que el vehículo sufriera continuas averías al poco tiempo de comprarlo

M.ÁNGELES GONZÁLEZMálaga
Víctor Daniel, sobre su moto nueva./
Víctor Daniel, sobre su moto nueva.

Más de seis años después de estrenar su flamante moto y de que esta empezara a sufrir continuas averías, Víctor Daniel Pita ha conseguido que el concesionario se la cambie por una nueva. La Audiencia Provincial de Málaga ha confirmado la sentencia del juzgado de Primera Instancia número 12 que condenó en 2010 a la empresa a sustituir la motocicleta de este delineante de 40 años por otra nueva e igual en marca, modelo y demás características a la defectuosa. Tras el fallo judicial, desde el pasado viernes Víctor Daniel puede disfrutar de una moto en perfecto estado.

El 15 de junio de 2006, el demandante adquirió el vehículo por un precio de 12.686 y tan solo unos meses después, estando de viaje, presentó su primera avería. Después vinieron otras cinco y Víctor Daniel optó por solicitar al concesionario que se lo sustituyeran por otro, a lo que la empresa se negó argumentando que ninguno de los fallos eran consecuencia de defectos de fabricación y que todos habían sido reparados correctamente.

Sin embargo, en el fallo judicial se hace alusión al artículo 9.1 de la Ley 23/2003 que establece que se presumirá que las faltas de conformidad que se manifiesten en los seis meses posteriores a la entrega ya existían cuando la cosa se entregó, por lo que se determina que es la demandada la que tiene que probar que los problemas detectados no suponen ningún defecto o anomalía, algo que no se llevó a cabo. No obstante, la empresa defendió en el procedimiento judicial que los fallos en el sistema eléctrico de la motocicleta se debieron a modificaciones que había realizado el demandante después de comprarla, pero el perito rechazó este extremo. Tras la sentencia del juzgado de Primera Instancia número 12 de Málaga, el concesionario presentó un recurso de apelación que ha sido desestimado por la Audiencia Provincial.