Retiran una treintena de carabelas portuguesas de las playas de Vélez-Málaga

Los ejemplares han sido localizados en las playas de Chilches, Río Seco y las Palmeras

EFEVÉLEZ-MÁLAGA

Los servicios de limpieza del Ayuntamiento de Vélez- Málaga ha retirado una treintena de carabelas portuguesas de las playas del municipio y desde el Consistorio, se ha pedido a usuarios y bañistas que extremen la precaución durante este fin de semana.

El concejal de Playas, Emilio Martín (PP), ha explicado en un comunicado que los servicios de limpieza han recogido un total de 34 carabelas portuguesas de ocho centímetros y con tentáculos que alcanzaban el metro de longitud en las playas de Chilches, Río Seco y las Palmeras.

"Queremos avisar y hacer un llamamiento a todos los vecinos y visitantes para que tengan el máximo cuidado y la mayor prudencia a la hora de hacer uso de nuestro litoral durante los próximos días, ya que las picaduras de esta especie son muy dolorosas", ha manifestado el edil.

Ante la aparición de las carabelas, el concejal de Playas ha anunciado que el Ayuntamiento ha puesto en marcha un dispositivo especial para controlar la posible presencia de más ejemplares.

Según Martín, las previsiones meteorológicas indican que continuará el viento de poniente, que favorece la llegada de las carabelas, y ha precisado que el dispositivo estará formado por Protección Civil, Policía Local y las áreas de Playas y Limpieza.

Pese a que se denominan popularmente como "medusas asesinas", las carabelas portuguesas (Physalia Physalis) son sifonóforos, un organismo cercano que pertenece también al grupo de cnidarios y cuya picadura puede provocar fuertes dolores.

La carabela portuguesa se diferencia de las medusas por su vela o flotador que está siempre visible y que facilita su retirada de las aguas.