Los recortes destruyen más de 600 empleos en la sanidad pública malagueña en menos de un año

Aproximadamente el 10 por ciento de los profesionales sanitarios son eventuales y tienen contratos en precario

ÁNGEL ESCALERAMÁLAGA
Los recortes sanitarios afectan a los hospitales públicos y centros de salud malagueños. / Carlos Moret/
Los recortes sanitarios afectan a los hospitales públicos y centros de salud malagueños. / Carlos Moret

Los recortes sanitarios afectan a los hospitales públicos y centros de salud malagueños. En menos de un año, se han perdido más de 600 empleos de todas las categorías profesionales en la provincia de Málaga, según denunció el secretario provincial de Sanidad de Comisiones Obreras, Rafael González Delgado. Esa pérdida se divide en dos partes. Por un lado, están los trabajadores que han sido enviado al paro. Por otro, se hallan las colocaciones destruidas al contratarse al personal al 75 por ciento de jornada en vez de al cien por cien como se hacía hasta que la Junta empezó con los tijeretazos.

De los más de 15.000 profesionales de todas las categorías labores que trabajan en los centros sanitarios públicos malagueños, en torno al 10 por ciento tienen contratos en precario o basura, indicó González Delgado.

La ampliación de 2,5 horas de la jornada laboral semanal (se ha pasado de 35 a 37,5 horas) ha producido un efecto perverso, puesto que, primero, está mandando a su casa a eventuales estructurales y, segundo, no se ha producido un incremento real de la actividad, es decir, que «ese aumento de horas no repercute en beneficio de los pacientes, sino que, por contra, lo que hay es un empeoramiento de la asistencia», afirmó el secretario provincial de Sanidad de CC OO.

Todas las categorías se ven afectadas, en mayor o menor medida, por esta situación. Así, se han ido al desempleo desde médicos hasta pinches, pasando por personal de enfermería y de administración. González Delgado comentó que la no renovación de contratos o el hacerlo al 75 por ciento (con una bajada de salarios) se lleva a cabo a rajatabla, circunstancia que origina problemas asistenciales. El ajuste que efectúa Salud en materia de contrataciones supone «un ERE solapado», precisó el sindicalista.

Los contratos que está haciendo la sanidad pública son al 75 por ciento de jornada y por un solo mes. Cada cuatro contrataciones de ese tipo equivalen a un empleo que no se crea si se suma el 25 por ciento de jornada que no se hace. En algunos casos, los contratos son al 50 por ciento de jornada. Incluso hay contrataciones al 10 por ciento.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Salud argumentaron que la modalidad contractual del 75 por ciento se ha puesto en práctica para evitar tener que despedir a muchos trabajadores. Explicaron que ese sistema es menos perverso que enviar al paro a los profesionales como se ha hecho en otras comunidades autónomas. Salud añadió que la calidad asistencial se mantiene y que en Andalucía no se ha quitado nada de la cartera de servicios. «Se está dando a los pacientes la mejor asistencia posible», precisaron las fuentes citadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos