«Soy un cómico que se topó sin querer con un lápiz y un papel»

Omar Janaan, un joven dibujante malagueño, apuesta por el humor gráfico como fórmula para analizar la realidad

AMANDA SALAZARMálaga

Omar Jannan se considera, ante todo, un cómico que ha encontrado en el lápiz y el papel el la mejor fórmula para expresarse. Este dibujante malagueño de 24 años acaba de desembarcar en el mundo del humor gráfico, pero su nombre suena ya con fuerza en algunas de las publicaciones especializadas más importantes de España.

Janaan acaba de impartir un curso sobre el proceso creativo de un humorista gráfico en la Universidad de Málaga (UMA), organizado por Comsolidar y Málaga Acoge. «El humor gráfico puede ser un catalizador de la sociedad», señala este joven de padre Sirio pero nacido en Marbella. Asegura que el humor está muy desatendido en el mundo académico, pero que podría tener cabida en la universidad.

Un desajuste como inspiración

«El punto de partida de un humorista es la observación; no solo sirve estar bien informado, sino estar atento a lo cotidiano, porque en cualquier momento puede surgir el desajuste, y eso es lo que se extrae para plasmar en una viñeta», explica. Jannan dice que en la sociedad actual hay muchas cosas que no encajan pero que pasan desapercibidas. «Y en crisis hay mucho más donde buscar», añade.

Internet, asegura, ha abierto mucho el campo para poder vivir del humor gráfico. «Puedes estar a miles de kilómetros y enviar por email tu dibujo a tiempo para la edición de una publicación», indica el dibujante, que también ha probado suerte en la escena escribiendo una obra de teatro. En su aún breve carrera, ha realizado trabajos para publicidad, animación, cartelería, periódicos y revistas especializadas. Además, es diseñador web y estudia Filología Hispánica.