La EMT mejora las conexiones con Teatinos y la estación de trenes

Las líneas 3,11 y 20 se reagruparán en un gran eje y se crea una nueva ruta que unirá Ciudad Jardín, Palma-Palmilla y Bailén con la universidad

FRANCISCO JIMÉNEZ
El alcalde, Francisco de la Torre, durante la presentación de la remodelación de la red de autobuses urbanos.:: Antonio Salas/
El alcalde, Francisco de la Torre, durante la presentación de la remodelación de la red de autobuses urbanos.:: Antonio Salas

La Empresa Malagueña de Transporte (EMT) vuelve a mover ficha para adaptarse a las necesidades de los usuarios. La red de autobuses urbanos reforzará sus conexiones con las nuevas centralidades de la ciudad, como son Teatinos (universidad, hospital Clínico y Ciudad de la Justicia) y la estación María Zambrano, donde a finales de año llegará el metro. Tal y como avanzó SUR el pasado día 2, las líneas 3 (Puerta Blanca-Alameda), 11 (El Palo-Alameda) y 20 (Alameda-Universidad) se unificarán para crear una gran ruta que a partir del sábado 30 de marzo atravesará la capital de este a oeste sin que el usuario tenga que perder tiempo haciendo trasbordos.

Además, el 23 de febrero también entrará en servicio la nueva línea 18, que enlazará Ciudad Jardín, Palma-Palmilla y Bailén con todos los hospitales de la ciudad y con el campus universitario, dando así respuesta a una histórica demanda vecinal.

El alcalde, Francisco de la Torre, ha sido el encargado de presentar esta mañana la remodelación de la red de autobuses urbanos acompañado por el portavoz del equipo de gobierno, Diego Maldonado, y el concejal de Movilidad, Raúl López. En su intervención, el regidor ha justificado los cambios en "la necesidad de optimizar los servicios de autobuses" aprovechando para adecuar la red a las conexiones con el metro además de para reducir la presencia de autobuses en la Alameda Principal, ya que al desaparecer las cabeceras las paradas de estas líneas solo se utilizarán para la bajada y subida de viajeros.

Las líneas 3 y 11 tendrán una frecuencia de paso de 4 minutos en su tramo común (El Palo-Alameda) y de ocho en el resto, de forma que los vehículos que comiencen en el Camino de Olías continuarán hasta Puerta Blanca mientras que la que parta desde Playa Virginia lo hará hasta la universidad. En cuanto a la L-18, se pondrá en marcha con una frecuencia de 30 minutos.