La EMT reorganiza y optimiza el servicio de transporte público al aeropuerto

Crea una nueva tarjeta para empleados del aeródromo, habrá nuevas paradas y se fusionan las líneas A y L19

EUROPA PRESSMÁLAGA

El Ayuntamiento, a través de la Empresa Malagueña de Transportes (EMT), va a proceder a una reorganización del servicio de transporte público al aeropuerto para adaptar esta prestación a las necesidades de turistas, usuarios del aeródromo y trabajadores. Entre otras novedades se ha creado una tarjeta para empleados del aeródromo y también habrá nuevas paradas.

Así lo ha informado este viernes el concejal de Movilidad, Raúl López; la directora de la cátedra, Elvira Maeso, y en representación del sindicato Comisiones Obreras, Rosa Rodríguez. López ha informado de que la EMT ha estado trabajando en estos aspectos en los últimos meses en colaboración con la Cátedra de Transportes de la Universidad de Málaga (UMA), así como con los representantes de los trabajadores del aeropuerto.

Entre las novedades destacan la nueva tarjeta para empleados del aeropuerto, que ya está disponible para cualquier trabajador que desarrolle sus funciones en el entorno aeroportuario.

Esta incluye tanto a la propia Aena, como a todas las empresas de handling, servicios de restauración, tiendas, seguridad, etcétera, dentro del conglomerado de empresas que componen todas las terminales del aeropuerto de Málaga.

Han recordado que, hasta ahora, al ser líneas especiales, los servicios de autobús al aeropuerto no permitían el pago con tarjeta. Con esta nueva medida, los trabajadores se beneficiarán de las ventajas de la tarjeta sin contacto y obtendrán un precio inferior a la tarifa del bus al aeropuerto.

La tarifa se equipara con el billete sencillo urbano, que coincide con la tarifa técnica de la EMT, es decir, 1,2 euros. De esta forma, se podrá recargar 10 viajes, 20, etcétera. Otra de las novedades es el trasbordo gratuito, una prestación que ya recoge la tarjeta sin contacto desde comienzos del 2010, y que ahora se aplica también a los trabajadores del aeropuerto.

Mediante la oficina abierta en el aeropuerto por la EMT, el Consorcio de Transportes Metropolitano y la empresa Portillo, los trabajadores podrán recargar directamente la tarjeta allí. Dicho punto se encuentra en las 'salidas' del aeropuerto, en nueva Terminal 3, junto a la parada de buses. Tarjetas del consorcio

Por otro lado, mediante acuerdo alcanzado con el propio Consorcio Metropolitano de Transporte, a partir del 15 de octubre se podrá utilizar la tarjeta de esta entidad también en los autobuses al aeropuerto.

Hasta ahora, la tarjeta del Consorcio solo operaba en las líneas urbanas regulares, y ahora, mediante esta medida se mejora el trasbordo desde las líneas procedentes de Rincón de la Victoria, Benalmádena y Mijas, entre otras, al permitir a sus usuarios pagar con la misma tarjeta. Nuevas paradas

Tras el estudio realizado por la Universidad, y con las sugerencias recogidas por los propios trabajadores del aeropuerto, se establecen dos nuevas paradas en la línea A: una en la antigua terminal del aeropuerto y otra en la avenida Velázquez, en la Paz, en ambos sentidos de marcha.

Así, con estas nuevas paradas, y una vez en funcionamiento la tarjeta, los trabajadores obtienen el precio del billete ordinario, pero para su uso en la línea A express, cuya tarifa al público es de dos euros.

A partir del 1 de octubre, quedan resueltas las necesidades de movilidad de los trabajadores, como conclusión del estudio realizado por la UMA, que también incide en la necesidad de establecer paradas adicionales en la A y que se unifiquen la antigua línea 19 y la línea A, dado que su recorrido es similar.

Además, el autobús de la L 19 se incorpora al servicio express al aeropuerto (línea A). Se mejora así la frecuencia y optimiza su funcionalidad de origen a destino. Estudio

Sobre el estudio, han apuntado que, por un lado, la Universidad de Málaga (UMA) ha realizado un estudio de la oferta de transporte, las líneas en servicio, las paradas y las modalidades de pago a bordo del autobús. Para ello, la Cátedra de Transportes ha llevado a cabo una encuesta a usuarios con la que ha obtenido los resultados que han servido para la toma de decisiones.

Asimismo, tras diversas reuniones con distintos representantes de trabajadores aeroportuarios, se han llegado a las conclusiones que han motivado la reorganización de las líneas. También se han mantenido encuentros con representantes de Aena para el intercambio de opiniones sobre los cambios y las necesidades de los trabajadores, turistas y de todos los usuarios en general.

Fotos

Vídeos