La innovación, un esfuerzo que da resultados

Oracle y Ericsson anuncian en el Foro Sur que ampliarán plantilla en sus centros de Málaga

N. TRIGUERO Málaga
Representantes de destacadas firmas se dieron cita en el encuentro. / Salvador Salas/
Representantes de destacadas firmas se dieron cita en el encuentro. / Salvador Salas

La innovación requiere esfuerzo y riesgo, pero da resultados tangibles en forma de rentabilidad, liderazgo... y empleo. El mejor ejemplo de que la I+D es una palanca para salir de la crisis reside en el anuncio que hicieron dos de las compañías más punteras del sector tecnológico, Ericsson y Oracle, ayer en el Foro Innovación de Diario SUR. Ambas empresas revelaron en el encuentro celebrado en el Hotel Barceló Málaga que ampliarán de forma muy importante las plantillas de sus centros en el Parque Tecnológico.

Ericsson, que absorbió a la malagueña Optimi a finales de 2010, contratará a 50 personas más este año y llegará a duplicar en dos años su plantilla en el centro de optimización de redes que tiene en el PTA, según anunció su presidente en España, Ingemar Naeve. La multinacional del software Oracle, por su parte, alcanzará antes de que acabe 2012 los 500 trabajadores en la tecnópolis, frente a los 200 que tenía previstos cuando aterrizó en Málaga. Así lo aseguró su director de desarrollo de negocio en Europa, Oriente Medio y África, Pau Contreras.

Y es que la innovación es una inversión que genera beneficios muy superiores a su coste; eso sí, a largo plazo. Este fue el mensaje que lanzaron ayer los representantes de Oracle, Ericsson, Iberdrola, Orange, Indra, Telefónica, Adif, Ingenia, Aertec, Isofotón y Novasoft en el Foro Innovación, ofreciendo ejemplos concretos de su apuesta por la I+D muchos de ellos localizados en Málaga. El encuentro organizado por este periódico contó con la colaboración de la Agencia Idea y el patrocinio de Ingenia, Isofotón y Novasoft; así como de los patrocinadores oficiales del 75 aniversario de SUR: Aquagest Andalucía, la Diputación de Málaga, el Ayuntamiento de Málaga, la Junta de Andalucía y Unicaja. El alto nivel de los participantes generó gran expectación en el mundo empresarial y congregó a unos 250 asistentes, generando además un vivo debate en Twitter.

El director general de Prensa Malagueña, José Luis Romero, destacó la pertinencia de organizar encuentros como el de ayer «en momentos como los actuales, marcados por la crisis y la incertidumbre, pues es ahora cuando más relevante es el papel de liderazgo social que nos compete».

Por su parte, el director general del PTA destacó que la innovación «no es la única solución a la crisis, pero forma parte de ella». Ingemar Naeve añadió que para salir de la situación actual hay que «buscar un nuevo patrón de productividad basado en la innovación». Alcanzar o mantener el liderazgo, elevar el valor añadido de los productos y servicios y acceder a mercados internacionales son, entre otros, los beneficios de la innovación.

Pero si es tan buena, ¿por qué no hay más empresas que apuesten por ella? Los participantes en el encuentro organizado por SUR coincidieron en señalar que la innovación exige inversión y riesgo: dos cosas que, en tiempos de crisis, son difíciles de asumir por la mayoría de las empresas. De hecho, el director de Ingenia, José Blanco, aportó datos que revelan la caída del gasto en I+D desde 2009 en España. «Hoy hay menos empresas que dedican parte de su presupuesto a innovar que cuando empezó la crisis», alertó. Una tendencia que choca con la evidencia de que innovar cuesta, y mucho: a Ericsson, 3.000 millones de euros al año (el 15% de su facturación); a Oracle, 3.400; a Telefónica, más de 4.000 millones al año... Números que pueden desalentar a las pymes, sobre todo en tiempos como los actuales, en los que la financiación escasea. En este sentido, el presidente de Novasoft, Francisco Barrionuevo, hizo una dura crítica a la banca y las administraciones públicas por su falta de apoyo a los emprendedores. Más optimista se mostró Antonio Gómez-Guillamón, cofundador Aertec, quien opinó: «Ante una idea con potencial de venta, la financiación aparece».

Cuestión de cultura

Pero antes que de dinero, la innovación es cuestión de mentalidad. «Es la voluntad de una persona o de una organización de aceptar los cambios que genera la tecnología», afirmó el presidente de Ericsson España. «Es levantarte cada día sabiendo que mañana las cosas pueden ser diferentes», añadió Pau Contreras. Y en esta cultura del cambio, Asia le está ganando la partida a Europa, según el vicepresidente de Isofotón, Diego Serrano . En este sentido, Felipe Romera incidió en la importancia del fracaso en el proceso de la innovación. «En el PTA nacen cien empresas al año y mueren ochenta. Entre esas veinte que sobreviven hay alguna que triunfa», ilustró.

La innovación es un camino que se hace mejor en compañía: lo demostraron todos los participantes en el foro al resaltar su apuesta por la llamada «innovación abierta», que consiste en fomentar la colaboración con otras empresas e instituciones, en especial, con las universidades.

Fotos

Vídeos