De la Torre: "En un estado de derecho hay que cumplir las sentencias y eso no es abrir ningún frente"

Los grupos de la oposición coinciden en que si el Ayuntamiento de Torremolinos no hubiera estado gobernado por el PP, el alcalde de Málaga le habría exigido antes el pago de la deuda de 17 millones de euros

ANTONIO M. ROMERO

La reclamación, tras una sentencia judicial, por parte del Ayuntamiento de Málaga al de Torremolinos de una deuda de 17 millones de euros de servicios prestados tras la segregación no debe abrir una guerra política entre ambos consistorios. Así lo ha sostenido esta mañana el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, quien han asegurado: "En un estado de derecho hay que cumplir las sentencias y eso no significa abrir un frente".

De la Torre ha asegurado que el Ayuntamiento de Málaga "no tiene más remedio" que solicitar a Torremolinos esta cantidad y ha explicado que, consciente de las dificultades económicas por las que pasan las arcas municipales, se les ha dado un plazo de dos meses para abonar la cantidad

Respecto al argumento esgrimido por el alcalde de Torremolinos, Pedro Fernández Montes, de que con el agua que esta ciudad abasteció a la capital en esos años ya está suficientemente pagada la deuda, De la Torre ha remarcado que este planteamiento "no tiene fundamento".

El regidor malagueño ha reconocido que Torremolinos ofreció unos solares como pago, pero que la tasación realizada estaba "alejadísima" del equivalente a la deuda.

Francisco de la Torre ha dicho que el lunes intentó hablar con Pedro Fernández Montes pero no lo consiguió. "No tengo el móvil directo de él y a través del Ayuntamiento no lo localicé", ha manifestado. El alcalde de la capital sí ha reconocido que el concejal del Consistorio de Málaga y presidente provincial del PP, Elías Bendodo, conocía este asunto, que le pidió intermediación para que el Ayuntamiento de Torremolinos contestara a las cartas remitidas por el de Málaga y que, a la vista de los acontecimientos, sus intentos "no han dado frutos".

Por su parte, los dos grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Málaga, PSOE e IU, han respaldado la solicitud del pago de la deuda, pero también han criticado al alcalde de la capital, Francisco de la Torre, por la tardanza en exigir el cumplimiento de la sentencia judicial. En este sentido, los portavoces de ambas formaciones, María Gámez y Pedro Moreno Brenes, han coincidido en argumentar que Torremolinos no hubiera estado gobernado por el PP la reclamación se habría producido antes.

"Esta reclamación la debería haber planteado antes y no ser tan condescendiente con un compañero de partido mientras ha sido beligerante con las deudas, bien en dinero o en proyectos, que otras administraciones gobernadas por el PSOE tenían con Málaga", ha recalcado la socialistas Gámez, quien ha exigido a De la Torre "contundencia y rapidez" para ingresar los 17 millones de euros.

Moreno Brenes, que se ha quejado de la falta de información sobre este asunto, ha mantenido que De la Torre habría hecho un campo de batalla de este asunto si el Consistorio torremolinense hubiera tenido un color político distinto al PP.

Los tres dirigentes políticos han hecho estas manifestaciones tras participar en una mesa redonda en la antigua sede de la Diputación Provincial con motivo del Día de la Libertad de Prensa. En un acto organizado por la cátedra UNESCO de la Comunicación de la Universidad de Málaga y moderado por la periodista Nieves Egea, De la Torre, Gámez y Moreno Brenes se han sometido a las cuestiones planteadas por alumnsos de cuatro institutos de la capital (Cánovas del Castillo, Mare Nostrum, Jardines de Puerta Oscura y Belén) sobre asuntos de política municipal -transporte público, espacios verdes o impuestos-, regional -futuro gobierno andaluz de coalición- y nacional -descentralización local y competencias-.