Torremolinos se sale del mapa

La localidad acapara el 10% de las estancias de toda Andalucía, más de la cuarta parte del total de la Costa del Sol y casi tres veces las de la provincia de Córdoba

PILAR MARTÍNEZMÁLAGA
Turistas toman el sol en un hotel de Torremolinos. :: Antonio Salas/
Turistas toman el sol en un hotel de Torremolinos. :: Antonio Salas

La cuna del turismo de sol y playa, la localidad malagueña de Torremolinos, mece en sus hoteles, medio siglo después de sus inicios en esta actividad, casi tantas estancias que el conjunto de la provincia de Sevilla, incluida la capital, o que el global de la almeriense. Este municipio, de 68.181 habitantes, ha cerrado 2011 con más de 4,2 millones de pernoctaciones hoteleras, siendo la única localidad andaluza que alcanza este volumen de negocio en solo un ejercicio.

La importancia de este dato es fácil de entender cuando la cifra se compara con provincias enteras con fuerte tirón turístico y es capaz de superarlas o estar al mismo nivel. Para tomar conciencia del poder turístico de este municipio durante el pasado año basta con señalar que las pernoctaciones de los hoteles de Torremolinos suponen el 10% del total de estancias registradas en dicho periodo en el conjunto de las ocho provincias de la Comunidad, que sumó 42,2 millones. O más de la cuarta parte del global de la provincia malagueña, que superó los 15,8 millones de noches reservadas. O también casi tres veces las que contabilizó el conjunto de todos los municipios y la ciudad de Córdoba, según los datos de la Encuesta de Ocupación Hotelera que realiza el Instituto Nacional de Estadística.

El alcalde de Torremolinos, Pedro Fenández Montes, aseguró que las cifras no son producto de la casualidad sino de un trabajo constante y de una evolución acompasada a las necesidades de los viajeros, que ha supuesto diversificar la oferta para complementar el producto estrella, el sol y playa. «Sólo en la Costa del Sol, Torremolinos se adelanta con un 60% más de estancias a Benalmádena y con un 70% más en reservas hoteleras a Marbella. En 2011 hemos superado las cifras de 2009 y 2010», afirmó Fernández Montes.

La tendencia se mantiene y el año ha arrancado con un horizonte tan despejado como que las estancias de los turistas extranjeros han crecido un 80%, disparando la ocupación media del primer mes del ejercicio hasta casi el 48%, según los datos del INE.

El tirón internacional

Sigue siendo el escenario internacional el que inyecta vitalidad a este municipio hasta compensar la caída de españoles, más afectados por el impacto de la crisis económica. La clave de la situación insólita de este localidad en cuanto a la generación de negocio para los hoteles está en haber conseguido que 931.854 viajeros alojados en estos establecimientos en 2011 generaran la cifra de 4,2 millones de estancias. Una misión nada fácil. Basta señalar el caso de Málaga capital, que cerró el pasado ejercicio con 907.669 turistas que se hospedaron en hoteles, , casi los mismos que Torremolinos, pero las pernoctaciones en la ciudad se quedaron en 1,7 millones. La diferencia entre un destino y otro es que en la capital de la Costa el visitante no permanece en el destino más de dos días y a Torremolinos llegan los extranjeros con cuatro o cinco días de vacaciones y, los españoles, con una media de dos a tres noches reservadas en estos establecimientos.

La oferta complementaria de sol y playa, con la gastronomía autóctona de los chiringuitos, las alternativas de ocio, deporte y comercios, junto a la de congresos, son los imanes que retienen a los viajeros hasta disparar las estancias a niveles de la provincia de Almería, que también con reclamos similares cerró el pasado año con apenas 145.174 pernoctaciones más que la localidad malagueña y para ello precisó de 180.564 turistas más que torremolinos.

Resulta sorprendente, hasta para profesionales del sector, que el municipio malagueño se haya quedado a solo trescientas mil estancias de toda la provincia sevillana, con la capital incluida y su tirón como sede administrativa del Gobierno e internacionalmente reconocida. En esta misma línea resulta impactante que la actividad turística de Torremolinos está próxima a las estancias de toda la provincia granadina, que con más del doble de turistas que la localidad malagueña cosecha medio millón de pernoctaciones más, hasta sumar 4,8 millones. Una cifra alcanzable para Torremolinos , que en los años históricos de 2007 y 2008 alcanzó la cifra de cinco millones de noches reservadas.

Vigencia del sol y playa

Estos datos ponen de manifiesto la vigencia del segmento de sol y playa y advierten de que, pese al auge de la cultura de la que se surte en su mayoría la capital de Granada con la Alhambra, nadie debe denostar al turista vacacional. En este sentido, directores de hoteles de la localidad coincidieron en que existe una visión equivocada en cuanto a menospreciar al visitante que busca tumbarse en una hamaca, por considerarlo menos rentable que el que realiza visitas culturales, al igual que a los destinos que presumen de ser líderes en turismo vacacional. «Estos viajeros generan más riqueza porque permanecen más días en el destino. Además, optan principalmente por hoteles de cuatro estrellas de una planta hotelera que se ha reformado de forma importante en los últimos años y que dispone de una ubicación única en primera línea de playas naturales», dijo Fernández Montes.

En este sentido, cabe destacar que esta localidad concentra entre el 32 y el 34% de las plazas hoteleras de la Costa del Sol y que frente a destinos como Marbella, considerada la joya de la corona por su oferta de lujo, le saca casi quince puntos en la ocupación media de los hoteles durante el pasado año.

En este sentido, cabe destacar que Torremolinos es también el municipio de la Costa que llena más camas de media al año, con el 63,8% y picos que superan el 66% de las plazas ocupadas durante los fines de semana en 2011 . La Costa del Sol cerró este mismo periodo con un 54% de ocupación, siempre en base a los datos del Instituto Nacional de Estadística.

«En Torremolinos hemos sido capaces de mantener, por ejemplo, el Campeonato de Baile Retro de Europa, que aporta al sector cinco mil turistas. Pero también hemos sabido hacernos hueco en el segmento de turismo deportivo, que dispara las estancias hasta una media de doce días. Con las instalaciones de la piscina olímpica estamos dando otro salto. Aquí tienen previsto realizar los preparativos previos a los próximos Juegos Olímpicos de Londres las selecciones de Canadá y la de Finlandia», explicó Fernández Montes.

Así Torremolinos, con más de 20.000 plazas hoteleras, supera en veinte puntos la media de ocupación hotelera andaluza y de provincias turísticas como Granada, quedándose a 17 puntos de la sevillana. Ya en la Costa, solo Benalmádena roza la actividad hotelera de la localidad torremolinense. Un destino que, a la vista de este balance con datos oficiales, sigue de moda pese a su veteranía.

Fotos

Vídeos