Tensión en la hora punta en los paseos marítimos de Málaga: peatones y ciclistas buscan su espacio

Peatones, bicis, patinadores, corredores y paseantes se disputan cada domingo un espacio por donde circular en las aceras de la zona de La Malagueta

L.M.Málaga
Ciclistas y viandantes este fin de semana en Málaga. L. M./
Ciclistas y viandantes este fin de semana en Málaga. L. M.

El que va de paseo, de paso, caminando, corriendo, el que va vestido de domingo, de verano, en bañador, expertos conductores de bicis, principiantes, triciclos, mamás con carrritos, sillas de ruedas, patinadores inexpertos, casi profesionales, los menos, amantes del jogging....todos juntos, que no revueltos, se dan en los distintos paseos marítimos de la capital para disfrutar de cada domingo de un día acompañados por el buen tiempo. Y domingo, tras domingo, la misma escena en los paseos Marítimo Ciudad de Melilla y el paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso, en La Malagueta. La ausencia de carril bici en la zona, aunque la playa puede ser una alternativa, provoca momentos de tensa convivencia en la que el peatón no sabe si va a tener que 'comer' rueda de ciclista, mientras que éstos tienen que ir sorteando todo tipo de obstáculos para evitar atropellos indesados o pequeñas colisiones con otros. Esta situacion no se da en el paseo martítimo Antonio Banderas, en Huelin, donde la existencia de la zona para ciclistas facilita bastante las cosas.

En La Malagueta las caras de mucha gente hablan por sí solas. Tensa mirada para ver por dónde se mete el ciclista o patinador de turno, 'atascos' en algunos puntos con ciclistas y patinadores circulando tanto por la derecha como por la izquierda entre una aglomeración de gente que intenta disfrutar del paseo... Cada cual pone de su parte, aunque no es difícil encontrarse una situación en la que haya podido producirse un choque fortuito. La sensación para la mayoría es la misma. Qué buen día. Es una gozada el paseo martítimo, pero es un coñazo el tener que ir esquivando gente. Así no se disfruta. Haría falta un carril bici, comentaba el domingo un grupo de ciclistas. El mediodía suele ser el peor momento. El tiempo acompaña y Málaga es una cuidad para disfrutarla. Media Málaga, como dirían muchos, acude al paseo marítimo. Cuando la cosa se relaja en lo que respecta a la afluencia de gente, es otra cosa. Se puede andar-circular-patinar con fluidez para goce y disfrute de todos.

¿Y quién tiene preferencia en estas zonas?

El artículo 3 de la ordenanza de movilidad aprobada en 2011 por el Ayuntamiento de Málaga dice:

 Las bicicletas no podrán circular por las aceras, andenes y paseos al ser consideradas estas como zonas peatonales, conforme al Art. 121.5 del Reglamento general de Circulación, excepto cuando circulen a una velocidad inferior a 10 Km./h, y se den las siguientes circunstancias:

No existan vías exclusivas para su uso (en el caso de los paseos marítimos citados es así)

- Las aceras cuenten con una sección mínima de 3 metros (se cumpliría en casi la mayoría de los puntos)

- No existan aglomeraciones (existen)

- Respeten la preferencia de pasos de viandantes, no acercándose a menos de 1 metro de distancia (casi imposible no circular a menos de un metro de un peatón dada la cantidad de gente,)

- No se encuentre señalizada expresamente la prohibición para hacerlo (no parece que haya señales que prohíban la circulación de bicicletas en dichas zonas)

Unos puntos darían las razón a los peatones y otros a los ciclistas.

¿Cómo ves esta situación? ¿Es necesaria una regulación? ¿Un carril bici? ¿Mejor dejarlo como está?. ¿Una nueva tensión dominical no resuelta la próxima semana? Opina.

Galería de imágenes: bicis y Málaga, una gran combinación