El actor y cantante Joselito recibe hoy un homenaje en Antequera

Recogerá el premio al mito cinematográfico del Certamen Nacional de Cortometrajes que se celebra en la ciudad del Torcal

EFEANTEQUERA
Joselito ha dicho hoy en Antequera volver a sentirse querido por el homenaje. :: Efe/
Joselito ha dicho hoy en Antequera volver a sentirse querido por el homenaje. :: Efe

El actor y cantante jiennense Joselito, que recibe hoy el premio al mito cinematográfico del Certamen Nacional de Cortometrajes de Antequera, vuelve a sentirse querido con este y otros homenajes y con su vuelta al cine y la televisión, tras un cuarto de siglo en que nadie se acordó de él.

Así lo ha asegurado en conferencia de prensa y ha añadido que en los últimos años ha vuelto a hacer trabajos para cine y televisión, como apariciones en "Cine de Barrio", participación en el programa "Supervivientes" o su papel en "Torrente 4" a principios de año, intervenciones que espera seguir repitiendo.

"A los actores y artistas mayores de edad nos hacen mucha ilusión estos homenajes, es un reconocimiento a una labor de antes", ha destacado el artista, que ha resaltado de sus películas que hicieron "muchos ratos felices a mucha gente, e incluso todavía ponen las películas y mucha juventud las ve".

El que fuera llamado "pequeño ruiseñor" ha indicado que durante 25 años nadie se acordó de él, y fue a partir de su salida de la prisión cuando volvieron a llegar las llamadas para tener nuevamente presencia en los medios de comunicación.

Joselito no cree desmedido el calificativo que le da el certamen malagueño de mito cinematográfico, ya que cree que "en aquel tiempo no existía ni Julio Iglesias. Estaban Franco, "el Cordobés" y Joselito, es una realidad absoluta".

Ha recordado el buen trato recibido por Francisco Franco, ya que, según ha dicho, "no quiso ni que hiciera la mili", y de su esposa, Carmen Polo, que le llevaba "ramos de rosa a diferentes sitios" al ir a Bélgica, Nueva York o México.

"Salí de Beas del Segura pasando hambre con los demás niños, mi familia lo pasaba mal", ha evocado, y ha señalado que empezó a cantar con tres y cuatro años y que en cuanto conocieron su voz le llevaron a Valencia, salió un apoderado y le llevaron a Francia, que es donde empezó, y que después llegó a España y "se disparó todo hasta el mundo entero".

Ha lamentado que, pese a ser un niño prodigio y haber hecho numerosas películas y cuatro o cinco actuaciones diarias, apenas le quedara dinero de aquella época.

José Jiménez Fernández se siente muy querido por mucha gente, con jóvenes que incluso tienen temas suyos, como "Campanera" o "Doce cascabeles", como tono en el teléfono móvil.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos