Félix Sáenz volverá a abrir sus puertas antes de final de año

Las obras de rehabilitación de este emblemático edificio ya han concluido y H&M está acondicionando el local comercial

NURIA TRIGUEROMÁLAGA
La fachada, que tiene protección arquitectónica, ha recuperado su esplendor. :: JAIME GALLARDO/
La fachada, que tiene protección arquitectónica, ha recuperado su esplendor. :: JAIME GALLARDO

El edificio que albergó los primeros grandes almacenes de la ciudad de Málaga volverá a abrir sus puertas antes de final de año. Después de unas obras que se han prolongado durante seis años no solo por la complejidad inherente al proyecto sino por sus sucesivos cambios de manos, Félix Sáenz ya está rehabilitado y listo para ser habitado de nuevo. Según pudo confirmar ayer este periódico, el emblemático inmueble ya cuenta con licencia de primera ocupación, por lo que el medio centenar de viviendas de lujo que se han habilitado en su interior ya pueden ser entregadas a sus propietarios. Su único local comercial, que ocupa las plantas baja y primera, está siendo acondicionado por la cadena textil H&M con el objetivo de poder abrir sus puertas en un plazo de diez semanas y aprovechar así la campaña de Navidad.

Así, antes de final de año uno de los más bellos edificios del Centro Histórico de Málaga recuperará la actividad comercial que le dio sentido durante casi todo el siglo XX. Ya no será una empresa malagueña la que se exhiba en su escaparate, sino una multinacional de la moda low cost. H&M ha alquilado su espacio de uso comercial para abrir la que será su principal tienda malagueña y una de las más importantes de Andalucía, con 1.900 metros cuadrados de superficie útil y 106 metros de fachada. Fuentes de la empresa madrileña Nergosa, que es la propietaria del local, concretan que la firma textil sueca pretende realizar una actuación «muy especial» que sea acorde con el nivel arquitectónico del edificio, de estilo modernista mediterráneo.

Cambio de manos

Nergosa ha materializado la adquisición del local comercial de Félix Sáenz recientemente, al concluir las obras de reforma, aunque su acuerdo de compra data de hace tres años, al igual que el compromiso de arrendamiento con H&M. El resto del edificio ya no pertenece a Restaura, que es la empresa que lo adquirió en el año 2006 por 30 millones de euros, sino que está en manos del Banco Popular, la entidad que financió en su día el proyecto de rehabilitación. No obstante, la promotora catalana que actualmente está en proceso concursal ha seguido figurando como comercializadora hasta ahora.

La rehabilitación de Félix Sáenz ha costado más de 10 millones de euros y ha estado dirigida por el estudio de arquitectura de José Seguí. El edificio alberga ahora 52 viviendas de lujo distribuidas entre sus plantas segunda y quinta, además del mencionado local comercial y un aparcamiento subterráneo de dos niveles. Según fuentes consultadas, más de la mitad de los pisos ya están vendidos. Su superficie va desde 50 a 117 metros cuadrados, mientras que su precio oscila entre el medio millón y el millón de euros.

La envergadura de este proyecto inmobiliario y su coincidencia con la crisis económica e inmobiliaria son dos factores que han retardado notablemente su consecución. Y es que son ya cuatro las manos por las que ha pasado Félix Sáenz desde que en 2001 sus propietarios los herederos del comerciante que dio nombre al edificio se lo vendieron a la promotora sevillana Somersen. La intención de esta compañía era construir oficinas y locales comerciales, pero no fue capaz de hacerlo. En 2004, Promociones Tres Aceras se hizo con el inmueble por 21 millones de euros y preparó un proyecto de rehabilitación que es el que finalmente se ha llevado a cabo, con viviendas en lugar de oficinas.

Pero tampoco sería esta empresa la que lograría llevarlo a término, puesto que Restaura compró el inmueble en 2006 cuando apenas habían empezado las obras. Por su parte, la promotora catalana especializada en proyectos de rehabilitación ha acabado cediendo el testigo a Banco Popular debido a sus dificultades financieras.

Pese a todas estas vicisitudes, fuentes del sector inmobiliario consideran que el valor de un edificio único como es Félix Sáenz no se ha visto alterado por la crisis y destacan el papel dinamizador que va a tener la tienda de H&M en esta zona del Centro Histórico.

Fotos

Vídeos