Villalobos denuncia vertidos fecales en el Gudalhorce

El PP toma imágenes de sumideros sin control en el río cerca de Álora

I. LILLOMálaga

Era un secreto a voces, pero no por ello menos preocupante. Durante una comparecencia esta mañana para criticar la sequía de inversiones en materia hidráulica en la provincia por parte del Gobierno central y la Junta, la diputada del PP por Málaga Celia Villalobos denunció dos vertidos fecales sin depurar, uno en el río Guadalhorce, al parecer procedente de Álora, y otro directamente al Mediterráneo, en Estepona. La dirigente popular mostró un vídeo con imágenes de ambos sumideros, y aseguró que estos enclaves eran altamente insalubres.

De esta forma, Villalobos ilustró lo que a su juicio es una carencia de obras hidráulicas de depuración y abastecimiento durante los últimos siete años de gobiernos socialistas, tanto por parte del Ministerio de Medio Ambiente y Acuamed como por la Junta. Además de los proyectos más reiterados, como la EDAR de Nerja o la anunciada desaladora de Mijas-Fuengirola, ambas sin comenzar las obras, hizo hincapié en que la mayoría de los municipios del interior no tienen plantas de depuración, o sufren graves carencias en las existentes. Al tiempo, vaticinó que la provincia se enfrentará esta temporada al primer año de un nuevo ciclo seco, sin que se haya incrementado la capacidad de generación de agua, ni con embalses ni con desaladoras, tras la retirada del Plan Málaga que idearon los gobiernos del PP. «Entramos en un ciclo de sequía, y en siete años en abastecimiento el Gobierno socialista no ha hecho nada», criticó.

Villalobos no adelantó cuáles serán los proyectos prioritarios para Málaga en esta materia en caso de que su formación gane las próximas elecciones generales, pero aseguró que tendrán que empezar desde cero. Sí adelantó que pedirá al próximo presidente del Gobierno la cesión a la Diputación de Málaga de la construcción y gestión de las depuradoras necesarias en el interior, con la idea de agrupar varios municipios en torno a una sola EDAR y así mejorar la gestión económica.