"'Terapia de choque', el último corto de Salva Martos Cortés

El director, que ha sido seleccionado para la sección de Videocreación del Festival de Cine de Málaga, explica que su último trabajo nace de la necesidad de contar una historia sobre aquellas personas que se imponen a otras por medio de la fuerza

PEDRORTEGA

¿Cómo y cuándo decidiste ser director de cine?

Desde muy pequeño me gustó el cine, los libros, las canciones cualquier cosa que contase una historia. Así que supongo que no me costó decidirme por el cine como un medio perfecto e ideal para inventar y contar cosas. Pero el impulso final lo tuve viendo dos películas que me hicieron darme cuenta que el cine era un arte elaborado y superior que necesitaba de una técnica para ser realizado. Estas películas fueron 'El apartamento', de Billy Wilder y 'El padrino', de Coppola. Años más tarde me trasladé a Barcelona para estudiar cine en el Centro De Estudios Cinematográficos De Cataluña. No me gusta la definición de director de cine, prefiero la de cineasta; Uno no siempre es director de cine, sólo lo es cuando rueda, y esto no ocurre muy a menudo Pero uno, siempre es CINEASTA; piensa en cine, escribe de cine, habla de cine Y con un poco de suerte, rueda cine.

¿Cómo nació el corto?

Terapia de choque nace de la necesidad de contar una historia sobre aquellas personas que se imponen a otras por medio de la fuerza. Es un tema complicado que quise tratar desde una perspectiva cómica, aunque también dramática, tal y como se ve en el cortometraje. También habla de la familia; son complicadas las relaciones que se establecen entre las personas más cercanas a uno mismo, digamos que la familia es el primer instrumento de represión con el cual se tiene que enfrentar cualquier individuo. Una vez estuvo listo el guión, lo que me costó unas siete u ocho versiones, pude contactar con Habacuc Rodríguez, productor ejecutivo de Black Diamond S.L y en media hora dijo que si al proyecto. A raíz de ahí vinieron 9 meses de trabajo frenético para cuadrar fechas y poder disponer de todo los materiales necesarios para realizar la historia, en pocas palabras; Dinero. Un director de cine se pasa el 80% del tiempo hablando de dinero o buscando dinero en realidad, somos muy parecidos a los trabajadores de la bolsa, sólo que nosotros no vendemos acciones, sino sueños.

Preséntanos al resto del equipo

Habacuc Rodríguez Navas es el productor del cortometraje. Está detrás de dos de los cortometrajes más importantes que se han rodado en Málaga en los últimos años; Placer de Jota Linares y Tres razones de Enrique García. Apuesta por un cortometraje malagueño de calidad y por nuevos realizadores. En muestro caso no hemos tenido ninguna ayuda pública, así que Habacuc ha financiado el corto 100% él mismo, con su dinero Tal acto de valentía y confianza me llenaba de responsabilidad como director; debía realizar algo que interesase de verdad. Ahora que el corto está viajando por muchos festivales españoles, los dos nos sentimos muy orgullosos. Ha sido duro pero ahora sabemos que ha valido la pena.

Isabel Ordaz siempre fue una de mis actrices favoritas. Escribí el guión pensando en ella, con un NO ya asegurado; me constaba que estaba muy ocupada con diversos proyectos, y que desde hacía mucho tiempo no rodaba un cortometraje, pero yo me tiré a la piscina y le envíe el guión a su representante. Cuando Isabel me llamó por teléfono no me lo podía creer; había leído el guión y le había encantado quería ser la protagonista de mi historia. Tuvimos entonces muchas conversaciones telefónicas sobre su personaje, y también debimos cuadrar fechas en más de una ocasión. En cualquier caso tuvo una paciencia inmensa y siempre creyó en el proyecto, desde el principio hasta el final. Cuando vino a rodar, antes de verla, yo temblaba como un flan; no siempre se rueda con una actriz ganadora de un Goya, y no siempre, por primera vez, lo haces con una de tus actrices favoritas.

Pablo Fortes fue la primera persona que estuvo en el proyecto, la primera persona que leyó el guión, y mi primera y única opción para interpretar a Sergio. Nos conocemos desde el año 2002 y siempre habíamos tenido muchas ganas de trabajar juntos, así que cuando nos volvimos a encontrar en la ESAD de Málaga nos pusimos a ello. Pablo es un actor inmenso; muy disciplinado, siempre disponible. Y con muchos recursos, a la vez que no tiende a racionalizarlo todo como otros actores inseguros, basta un pequeño impulso o una pequeña indicación para que su creatividad y su forma de crear un personaje, fluya hasta límites insospechados. Su aportación a la historia ha sido de vital importancia, y lo pasamos muy bien trabajando juntos. Es mi actor fetiche. Y vamos a repetir, lo sé.

Cuéntanos algunas anécdotas del rodaje.

El rodaje fue tal y como habíamos planeado. Jon Rivero y yo preparamos durante nueve meses un plan de rodaje que no debía fallar, y así fue. El rodaje duró 2 días completos y todos los miembros del equipo estaban al cien por cien en sus cometidos. Fueron todos increíblemente eficientes y me facilitaron mucho las cosas, lo agradecí, ya que pasé de rodar cortos amateurs con amigos en una tarde, a rodar con un equipo de 30 personas y estaba algo nervioso y asustado. Como anécdotas puedo contar dos; en una de las secuencias sale un billete de 500 euros, pues bien, al terminar de rodar, Isabel escondió con mi complicidad ese billete y Habacuc, el productor, lo empezó a buscar desesperadamente lo había puesto él¡¡¡ Cuando al cabo de media hora, todos creían que alguien había robado el billete, Isabel lo sacó para sorpresa y risas de todos; menos Habacuc, que estaba blanco¡¡¡¡ Y la otra anécdota es que me pusieron un mote en el rodaje, ee algo así como Vale, perfecta pero hagamos otra. Al terminar de rodar una toma siempre decía lo mismo y claro, el equipo pensaba Si está perfecta, ¿para que tenemos que repetir?, así que, cuando yo decía corten, alguien del equipo decía a continuación a modo de broma: Vale, perfecta pero otra.

¿Qué supone para vosotros la selección en el videocreación del festival de cine de málaga?

Una selección en el Festival de cine de Málaga ya es un premio, y para mi significa; primero estar en el festival de la tierra que me ha visto crecer, de la ciudad que más quiero por encima de todas las cosas, de mi gente. Luego, estar seleccionado al lado de otros directores malagueños a los que admiro desde hace mucho, y por último, que no menos importante; disfrutar de esos días donde Málaga se viste de fiesta, y mis colegas del cine y yo comentamos entre cañas, en la calle Alcazabilla, cual de las películas que hemos visto en el festival es nuestra favorita.

¿Qué puedes contarnos de tu próximo proyecto?

Mi próximo proyecto se llamará Aunque tu no sepas, y es una comedia romántica donde dos personas que se conocen se dan cuenta que el amor no es como en las películas románticas, y también tendrá un poco de drama, una mezcla de géneros, que es lo que más cómodo me siento haciendo de momento. También es una historia sobre las apariencias; sobre lo que queremos ser y lo que realmente somos. También me gustaría volver al cine de guerrilla, realizado entre amigos, en una tarde o dos, y para ello tengo otra historia Mormón, una comedia sobre las relaciones de pareja.

Fotos

Vídeos