Las diferencias de los resultados académicos en función del sexo crecen cada vez más

Hay menos titulados varones, repiten más que ellas y abandonan antes los estudios

GEMA MARTÍNEZMÁLAGA

Son más los que repiten curso, también los que abandonan los estudios y muchos menos los que obtienen finalmente alguna titulación. La diferencia en los resultados académicos entre chicos y chicas es mayor cada año, un hecho que se produce en todas las comunidades autónomas y que no se debe a una cuestión de mayor o menor inteligencia, según ha afirmado la presidenta del Consejo Escolar del Estado, Carmen Maestro, que ha presentado en Málaga el informe 'Las diferencias de género en los resultados del sistema educativo español'.

Los motivos habría que buscarlos en las expectativas puestas en el mercado laboral por parte de unos y otras y de las propias familias, así como en los modelos que hacen de referentes sociales. No obstante, la Junta de Participación, que ha reunido en Málaga a los consejos escolares de las diferentes comunidades autónomas, ha aprobado una resolución en la que pide a los responsables del sistema educativo que analicen y estudien en profundidad este problema así como los factores que actúan para que la brecha de los resultados educativos en función del sexo sea cada vez mayor: En cualquier ámbito del sistema educativo se puede palpar esta realidad y la situación se agrava año tras año. No podemos aceptarlo como algo normal. Hay que investigar las causas y poner soluciones, ha afirmado Maestro.

Diferencias salariales

El informe apunta ya a algunas cuestiones. Uno de los datos más llamativos que arroja pone de manifiesto que un chico con un nivel de estudios inferior a la Educación Secundaria llega a cobrar más que una mujer con una educación superior no universitaria. Esta realidad podría explicar por qué el abandono de los estudios es diez puntos mayor en el caso de los chicos que de las chicas, ya que los varones saben que pueden encontrar trabajo remunerado sin necesidad de alcanzar un determinado nivel académico, mientras que ellas son conscientes de que necesitan una cualificación mayor para obtener los mismos ingresos.

Constatamos que las expectativas de las familias y de los chicos con respecto a los estudios son menores. Quizá las familias no consideran tan negativo que los varones se pongan a trabajar a edades más tempranas, indicó la presidenta del Consejo Escolar. Otra de las cuestiones apuntadas hace referencia a los modelos sociales: La chica brillante es un modelo positivo, pero los chicos brillantes no son para sus iguales un modelo de liderazgo a seguir, indicó Maestro.

En cuanto a los datos más relevantes destaca que al final de la ESO, el 48% de los varones de 15 años no está en el curso que le corresponde frente al 37% de la chicas. El 35% de los varones acaba la ESO sin el título, frente al 22% de las mujeres y en cuanto al nivel de formación alcanzado hay una diferencia de 15 puntos en favor de las chicas que consiguen una titulación de Secundaria Posobligatoria.

Así, en todas las titulaciones, desde ESO hasta el máster, hay un porcentaje mayor de mujeres que de varones, con la excepción de los Programas de Garantía Social, pensados para una población con dificultades especiales de integración, las enseñanzas deportivas de grado medio y superior y las enseñanzas de Música de grado superior.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos