Advierten de la "deficiente" cultura preventiva del sur frente a terremotos

El director del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos, Jesús Ibáñez, ha manifestado que ésta es la zona de mayor riesgo sísmico de España

EFEGRANADA

La población del sudeste de la península ibérica tiene una "deficiente" cultura de prevención frente a los terremotos, pese a ser la zona de mayor riesgo sísmico de España y donde se esperaría un temblor medio de características similares al que causó en 2009 decenas de muertos en L'Aquila (Italia).

Así lo ha advertido a Efe el director del Instituto Andaluz de Geofísica y Prevención de Desastres Sísmicos, Jesús Ibáñez, quien ha apostillado, no obstante, que la predicción temporal y espacial de un terremoto es "imposible" y que las estadísticas históricas sólo se usan para prever el sismo "más probable" en una determinada zona.

En este sentido, este experto ha precisado que el "terremoto tipo esperado" en el sudeste peninsular, fundamentalmente en las provincias de Alicante, Murcia, Almería, Granada, Jaén, Málaga y parte de Sevilla y Cádiz, sería de una magnitud cercana a los 6.5 grados, similar al que afectó hace dos años al centro de Italia.

Aunque la pretensión de Ibáñez no es ser "catastrofista", ha asegurado que ese terremoto causaría previsiblemente víctimas y, sobre todo, muchos daños, de ahí que sea crucial fomentar "una cultura de la prevención" en estas zonas de España.

"Estos datos deben servirnos para prevenir; trabajar para que cuando ocurra los daños sean mínimos", ha manifestado a Efe el director de este centro andaluz, dependiente de la Universidad de Granada.

"En caso de que se produjera un terremoto, la población no sabría cómo actuar y reaccionaría directamente por el instinto", ha advertido Ibáñez, quien ha incidido en que existen zonas que históricamente han sufrido temblores "destructores" y que por tanto son "susceptibles" de volver a padecerlos.

Para destacar la importancia de la prevención, se ha referido al terremoto ocurrido en Chile en febrero de 2010, que pese a ser cien veces "más grande" en magnitud que el registrado en Haití un mes antes, produjo cientos de miles de víctimas menos.

Aunque en Andalucía no se espera un terremoto de ese tipo, ha apostado por educar a la población, especialmente escolar, para que sepa cómo autoprotegerse y actuar en caso de catástrofe.

Según los datos del IAG, el pasado año 2010 fueron sentidos en Andalucía una treinta de terremotos , superiores a 2 grados de magnitud, un dato que dobla al del año anterior, pero que se explica por las series sísmicas que tuvieron lugar en zonas de Almería y Granada.