Nuevas cadenas saltan al ruedo de la franquicia

El sector da por finalizada la crisis. El número de enseñas con sede en la provincia aumentan un 50% en un año, y ya son 46

Nuevas cadenas saltan al ruedo de la franquicia

Pese a la crisis generalizada, no parece que sean malos tiempos para las franquicias en Málaga. Y si lo han sido, los nubarrones al menos se van disipando. Así lo afirman las principales consultoras del ramo, que aseguran que se vive una tendencia al alza para esta modalidad de negocio en toda España, y también en la provincia.

«En general, se espera que la franquicia comience un periodo de ligera senda ascendente, que sería mucho más acelerado si no persistieran las actuales restricciones crediticias», señalan fuentes de Tormo & Asociados. «Pensamos que continuará la tendencia y que poco a poco veremos mejorar todos los ratios de crecimiento», añade Mariano Alonso, socio director general de MundoFranquicia Consulting.

Según esta consultora, actualmente tienen sede en la provincia de Málaga 46 cadenas de franquicias frente a las 33 que había a finales de 2010, lo que supone un crecimiento superior al 50%. Un porcentaje llamativo en tiempos de vacas flacas como estos. «No hemos observado en ningún momento que se diera una tendencia a la baja en Málaga ni en Andalucía», asegura Alonso.

¿Significa eso que no se ha notado la crisis en el mundo de las franquicias? En absoluto. La ralentización ha sido progresiva, sobre todo en la facturación, y también ha habido cierres de establecimientos, aunque en este sentido no hay datos claros. Sin embargo, el incremento experimentado en lo que va de año supone, para estos especialistas, que el sistema de franquicias goza de buena salud y representa un motor económico importante en la Costa del Sol, sobre todo para el ramo del comercio y los servicios.

Los negocios de estética, salud, moda y hostelería son los que han tirado del carro en estos últimos años, ayudando a que el número de establecimientos franquiciados en la provincia supere los dos mil, la mayoría de ellos situados en la capital y en las poblaciones del litoral. En concreto, MundoFranquicia cifra en 2.075 los negocios que operan en Málaga (pertenecientes a cadenas de cualquier sector y origen), siendo la restauración y la moda los que más locales aportan. Estos negocios generan 8.107 puestos de trabajo y facturan cada uno de media 610.846 euros al año, según datos adelantados también por la consultora MundoFranquicia, que el próximo jueves presentará en Sevilla un detallado informe sobre la situación de la franquicia en Andalucía, comunidad que es líder en implantación de este tipo de redes junto con Cataluña o Madrid.

Últimas en llegar

Entre las últimas cadenas que han abierto locales en Málaga se encuentran algunas como Costasur, Taberna Volapie, Jani-King, D-Pílate, D-Uñas o Cellulem Block. Estas tres últimas pertenecen al ámbito de la fotodepilación y la estética en general, un segmento que ha experimentado un notable auge merced a una política de precios asequibles y tarifas planas, algo antes impensable, cuando el mercado estaba copado por prestigiosas (y también caras) clínicas especializadas.

En el otro lado de la balanza se sitúan las agencias inmobiliarias (que hace ya algún tiempo que desaparecieron del mapa) y, en general, aquellos negocios que requieren para su apertura de inversiones más elevadas, «con ofertas centradas en productos de lujo», añade Mariano Alonso.

«Lo malo es que ahora hay más rigideces a la hora de conseguir financiación», comenta este experto. Y es que las consultoras especializadas están convencidas de que otro gallo hubiera cantado si los bancos no hubieran cerrado el grifo del crédito para costear la apertura de nuevos negocios, franquicias incluidas. Esto ha dado lugar a que las cadenas franquiciadoras se hayan exprimido el cerebro para facilitar la llegada de nuevos socios y seguir creciendo. «En general, las condiciones se han flexibilizado bastante con la finalidad de favorecer la incorporación de franquicias a las redes. Asimismo, se ha tratado de ajustar al máximo los presupuestos de inversión», explican desde Tormo & Asociados.

«El franquiciado puede beneficiarse de planes de asistencia más competitivos e incluso acceder a un estatus más importante dentro de la cadena», opina el director general de MundoFranquicia, quien, no obstante, alerta de que eso no significa que las empresas acepten ahora a cualquiera para la concesión de sus enseñas. Facilidades sí, pero no a cualquier precio.

Cláusulas más flexibles

Un sondeo elaborado hace unos meses por la publicación Franquicias Hoy revelaba que un 51,4% de las compañías apostaba por flexibilizar sus cláusulas de entrada, si bien el perfil del franquiciado y su imagen corporativa permanecían como requisitos intocables.

En Málaga hay ejemplos para todos los gustos. Almeida Viajes lanzó el año pasado una campaña para descontar el 30% del canon de entrada para sus nuevos socios, mientras que Charanga optó por flexibilizar la exigencia de avales y aumentar el margen final de la franquicia asociada en más de diez puntos, todo ello con la intención de asegurarse socios más competitivos e incrementar el beneficio final.

El pago de la inversión inicial a través de cómodos plazos y sin intereses ha sido otra fórmula por la que han apostado enseñas como Almeida Viajes o Aromarketing. Otras, como la agencia de viajes Stop Travel, optó en su día por eliminar directamente el canon de entrada, y algunas como la correduría de seguros Telepóliza ofertó la posibilidad de implantar la franquicia compartiendo el espacio con otras empresas como asesorías, agencias inmobiliarias o de servicios, una fórmula que reducía costes y que abría las puertas a nuevos inversores.

Este abanico de facilidades parece haber dado sus frutos, de forma que se siguen abriendo franquicias pese a la crisis que azota a todo el país. Los más de dos mil negocios que operan actualmente en la provincia suponen, según MundoFranquicia Consulting, el 3,4% del total de establecimientos franquiciados en España, situando a Málaga como líder en la comunidad andaluza junto conSevilla.

Las cadenas malagueñas que siguen estando a la cabeza en número de franquicias son Almeida Viajes (turismo), Top Digital (telefonía móvil) y Charanga (moda infantil), todas ellas por encima de los 200 locales.

Fotos

Vídeos