Michelle Obama y su hija visitan los monumentos más emblemáticos de Ronda

La mujer del presidente de EE UU ha parado en la Casa de Don Bosco, la Iglesia de Santa María la Mayor y el Palacio del Rey Moro, entre otros emplazamientos

SELENE VEGA | Málaga

La primera dama de los Estados Unidos, Michelle Obama, y su hija Sasha han llegado alrededor de las 11:00 horas al municipio malagueño de Ronda (ver vídeo de la visita). La mujer del presidente de EE UU bajó del vehículo oficial en la plaza Duquesa de Parcent, desde donde se ha encaminado a la Casa a la Casa de Don Bosco, un edificio modernista de los siglos XIX y XX que destaca por sus jardines y por tener una de las mejores vistas del Tajo de Ronda, en el que ha permanecido durante una media hora.

Después ha paseado por la plaza de Mondragón y su siguiente parada ha sido la Iglesia de Santa María la Mayor, del siglo XV, construida en un lugar donde primero hubo un templo romano y después una mezquita árabe, antes de convertirse en iglesia por orden del rey Fernando el Católico.

Michelle Obama ha llegado a pie al templo, ubicado en la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento, y en el que destaca entre otros elementos su coro, realizado en madera de nogal y cedro, y cuyos respaldos están coronados por figuras de santos, algunas de ellas con un alto grado de perfección.

A continuación, la primera dama ha bajado también a pie por la Cuesta de Santo Domingo hasta los Jardines de Forestier, en el Palacio del Rey Moro, del siglo XVIII, donde ha tomado algunas fotos y se ha sentado a descansar en un banco. En este mismo edificio, ha visitado la mina, de origen árabe, una empinada escalera de 365 peldaños excavada en el corazón de la roca que da acceso a un manantial que brota en el fondo del Tajo, donde discurre el Río Guadalevín.

También se ha asomado a un mirador sobre el barrio de Padre Jesús desde el que se observa una vista de la iglesia del mismo nombre, un exponente de la arquitectura gótico-renacentista del siglo XVI.

Sobre la una de la tarde, Michelle Obama y su hija se han dirigido a almorzar al restaurante El Escudero, en el paseo Blas Infante, que ofrece unas espectaculares vistas al Tajo de Ronda y está situado junto a la bicentenaria plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería, el edificio construido en piedra ex profeso para juegos taurinos y ecuestres más antiguo de España, que alberga un museo taurino que recorre la historia de la tauromaquia.

Precisamente, desde este establecimiento, propiedad de los mismos dueños del restaurante Tragabuches de Ronda, aseguraron que a la primera dama le gustó mucho el jamón serrano, habiendo probado también las famosas yemas de Ronda.

De igual modo, resaltaron el trato "muy amable" que Michelle Obama ofreció a los trabajadores. Como obsequio, los dueños del restaurante le dieron un arca tallada a mano, de unos 80 años de antigüedad, que fue aceptada por la primera dama.

Tras el almuerzo fue el momento de visitar este emblemático coso taurino que tantas tardes de gloria dio a Antonio Ordóñez. Sobre las 15.20 horas abandonaron la plaza, poniendo así punto final a su visita a Ronda.

La visita de la primera dama estadounidense ha despertado una gran expectación en Ronda. Muchos han sido los vecinos y turistas que han seguido a Michelle Obama en su recorrido, aunque sólo algunos han podido verla apenas unos minutos, cuando a su paso por el Puente Nuevo y la plaza de España, la primera dama estadounidense, vestida con una blusa negra con listas blancas y un pantalón beige y con el pelo recogido, saludó con una amplia sonrisa.

El pasado miércoles, Michelle Obama y su hija Sasha pasearon por el centro histórico de Marbella, el jueves visitaron Granada y ayer disfrutaron de un refrescante baño en una playa de Estepona cercana al hotel de Benahavís donde se alojan. (Ver vídeo del día de playa de las Obama)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos