Michelle Obama ya disfruta de las playas de la Costa del Sol

La primera dama de EE.UU. y su hija han llegado a mediodía al club de playa del hotel Villapadierna, que está cerrado parcialmente por razones de seguridad

Visitar Málaga y no conocer sus playas es un pecado. Por eso la primera dama de EE.UU. Michelle Obama y su hija Sasha no han querido perder la oportunidad de tomar el sol en el litoral malagueño. Tras pasear el primer día por Marbella y conocer ayer los encantos de Granada, la familia Obama ha llegado hoy a mediodía al club de playa del hotel Villapadierna en Costalita, en Estepona, a escasos kilómetros de donde se ubica el complejo hotelero.

La comitiva de vehículos formada por 13 coches que acompaña a Michelle ha llegado a las 12.40 a la playa, aunque no se ha podido ver mucho más. La playa del denominado Club de Mar está cerrada parcialmente para la visita de los Obama, lo que crea una imagen excepcional que pocos recuerdan en la zona. Hay un cordón de seguridad a ambos lados, no se permite el baño en una zona de la playa y hay incluso una patrulla marítima de la Guardia Civil en los alrededores. Todo por motivos de seguridad, ya que Michelle Obama no ha pedido expresamente una playa privada.

Centenares de personas, entre vecinos y periodistas, llevan desde las 9.00 de la mañana en la zona y algunos incluso corearon el nombre de Michelle. Pero no lo van a tener fácil para ver a la mujer de Obama, ya que hay varias cortinas en la zona de hamacas que dificultan la visión.

Como previsión de esta visita, la Demarcación de Costas autorizó cerrar unos 45 metros de litoral frente al Club de Mar Villa Padierna para salvaguardar la seguridad de la mujer del presidente de Estados Unidos, Barack Obama.

Michelle Obama, que ha llegado con un pañuelo en la cabeza, se ha acomodado en una zona de camas libanesas en la playa, mientras que su hija Sasha ya se ha metido en el mar, acompañado de unas amigas y de un agente de seguridad. Las fotos de la familia Obama en las playas malagueñas serán sin duda una buena forma de promocionar a nivel mundial el litoral de la Costa del Sol.

Las primeras imágenes de los Obama en la playa

Galería de fotos

Por la tarde, a hija de Michele Obama, Sasha, ha disfrutado a última hora de esta tarde de una excursión por el Parque de Selwo Aventura al que llegó sobre las 20.00 horas en compañía de varios amigos para realizar un pequeño safari.

El parque de ocio Selwo Aventura tiene una extensión de cien hectáreas en las que se pueden contemplar 2.000 animales de doscientas especies diferentes procedentes de los cinco continentes y realizar actividades al aire libre como paseos en dromedario, rutas en camiones todoterreno, senderismo y puentes colgantes.

Mañana está previsto que Michelle Obama visite en Ronda su plaza de toros, otros monumentos como la Casa del Gigante -considerada como una de las viviendas nazaríes mejor conservadas de España- y el Tajo del río Guadalevín, además de pasear a pie por su casco histórico.

En su ruta turística podrá conocer también el Palacio del Rey Moro, que acoge los Jardines de Forestier, y la Casa de Don Bosco, según han informado hoy a Efe fuentes conocedoras del recorrido previsto. Pretende almorzar en el entorno de la plaza de toros de la Real Maestranza de Caballería de Ronda, el edificio construido en piedra ex profeso para juegos taurinos y ecuestres más antiguo de España, en cuyas inmediaciones se ubican algunos restaurantes con prestigio fuera de la ciudad.

La visita a la Casa del Gigante, un palacio que data de los siglos XIII al XV reconstruido como museo, está motivada en el interés de Michelle Obama por lo nazarí, la última dinastía musulmana que dominó Granada. El recorrido turístico por Ronda de la primera dama estadounidense, que quiere caminar por el centro histórico de la ciudad hacia la plaza de toros, se prevé que dure varias horas.

La embajada de Estados Unidos en España ha coordinado con el Ayuntamiento de Ronda, presidido por Antonio María Marín, esta visita, que podría comenzar entre las 10.30 y las 11.15 horas del que será el cuarto día de las vacaciones de Michelle Obama y su hija Sasha en Andalucía.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos