Obrero abandona la Secretaría del PP en Benalmádena y deja paso a Inmaculada Hernández

FRANCISCO JIMÉNEZBENALMÁDENA.

Era la comidilla en los corrillos políticos de Benalmádena desde hace semanas, y ya es una realidad. Rafael Obrero abandona la Secretaría General del PP en la localidad, cargo que pasará a ocupar la actual portavoz del equipo de gobierno, Inmaculada Hernández. La versión oficial tras la reunión de la ejecutiva del partido celebrada la noche del miércoles es que la dimisión de Obrero se debe a su intención de dedicarse exclusivamente a su actividad en el Ayuntamiento, donde es responsable de Playas, Transporte y Movilidad, Juventud y Protección Civil. Sin embargo, y aunque nadie en el partido lo reconoce públicamente, este periódico ha podido saber que detrás de esta decisión podría estar su descontento por una posible pérdida de peso en los últimos movimientos en el seno de la formación y del equipo de gobierno. A Obrero, una de las principales apuestas de la dirección provincial del partido a raíz del proceso de integración del centro-derecha en la localidad, le sucederá Inmaculada Hernández, una de los cuatro concejales del Grupo Independiente de Benalmádena que en marzo rubricaron su pase al PP.