El primer hotel de 5 estrellas de Málaga abrirá en marzo

El inmueble está situado en el Pasillo de Santa Isabel y ha supuesto una inversión de 22 millones de euros

EFE | MÁLAGA
Recreación de la fachada del edificio. / SUR/
Recreación de la fachada del edificio. / SUR

El primer hotel de cinco estrellas de la capital malagueña, el Vincci Selección Posada del Patio, se abrirá el próximo marzo tras una inversión de 22 millones de euros, llevada a cabo por Sanjose Inmobiliaria en una zona que, desde la época romana y árabe, ya estaba dedicada a la hospedería.

El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha confirmado hoy la fecha de apertura prevista del establecimiento hotelero durante una visita a las obras del inmueble, situado en el Pasillo de Santa Isabel, en el centro histórico de la ciudad.

El hotel, que contará con 101 habitaciones y una superficie construida de 11.278 metros cuadrados -incluido el aparcamiento- será gestionado por la cadena española Vincci, que cuenta con otros dos establecimientos en la provincia, uno en Málaga de cuatro estrellas, y otro en Marbella de cinco estrellas.

Según el presidente de Vincci hoteles, Rufino Calero, está prevista la creación de más de cincuenta puestos de trabajo con este proyecto, que constituye un "hito" para Málaga, ha indicado a los periodistas.

El grupo hotelero pretende desarrollar en este hotel la estrategia mantenida desde su fundación, hace nueve años, en la que "ha apostado mucho más por el turismo cualitativo que cuantitativo", según Calero.

En Andalucía, Vincci cuenta con establecimientos en Chiclana de la Frontera (Cádiz), Almería, Granada, Ayamonte (Huelva), Marbella y Málaga y tiene previsto abrir otro Sevilla, según su presidente, quien preguntado sobre los planes de expansión ha señalado: "vamos a ver cómo se desarrolla la crisis".

Por su parte, el responsable de Sanjose Inmobiliaria, Manuel Rodríguez Acosta, ha indicado que la ubicación del hotel Posada del Patio es fundamental, al tiempo que ha subrayado el potencial económico y cultural de Málaga.

El establecimiento está ubicado entre dos antiguos edificios: uno de ellos una de las últimas posadas que existían en Málaga y el otro, un edificio de viviendas en el que se ha respetado la fachada del siglo XIX.

De las 101 habitaciones, 76 serán dobles, ocho individuales, once junior suite y seis suite, todas ellas con conexión ADSL, y entre otras instalaciones, los clientes dispondrán de un restaurante a la carta, una biblioteca, salones con capacidad para 300 personas y una piscina en el ático.

Fotos

Vídeos