Antonio Soler: «Todos llevamos dentro muchas novelas»

El escritor utiliza el viaje como metáfora de la vida en 'Lausana', obra que publica en marzo

M. MARTÍNEZMÁLAGA
Soler participó ayer en el ciclo 'Obra inédita'. / C. M./
Soler participó ayer en el ciclo 'Obra inédita'. / C. M.

Fue en un trayecto en tren entre las localidades suizas de Lausana y Ginebra. Allí, Antonio Soler se topó con una misteriosa mujer de unos setenta años. En un principio, parecía insignificante, pero la oyó hablar y se le 'encendió la bombilla'. Al fin y al cabo, según el escritor malagueño, «todos llevamos dentro muchas novelas». Así que empezó a tirar del hilo. El resultado es 'Lausana', la nueva novela que publicará en marzo. De ella y del proceso creativo habló ayer Soler en el ciclo 'Obra inédita', del Centro Andaluz de las Letras.

«Cuando empiezas a escribir todo es pura improvisación. Aquí no hay coordenadas previas ni caminos trazados, la escritura es la que te va dando la carne de la novela», advierte el autor de 'El camino de los Ingleses', que en 'Lausana' utiliza el viaje como metáfora de la vida. La de aquella mujer que le inspiró, pero también la de muchos otros. Como describe el propio escritor, «es un intento de comprender al ser humano».

Un trayecto en tren

Y todo en los 51 minutos que dura ese trayecto ferroviario para alguien que «viene de la oscuridad y va hacia la luz». «Es una novela ambientada en el presente, pero cargada de memoria. Contiene un mensaje de compasión por todo el mundo porque, salvo los grandes criminales de la Historia, en el fondo todos somos pequeños inocentes», considera Soler, para quien el proceso creativo difiere mucho de una obra a otra.

En el caso de 'El nombre que ahora digo', «tenía una vaga idea», pero fue en la reunión con el editor cuando empezó a fluirle la historia en la cabeza. «No hay un soplo divino sino un momento en el que se concretan una serie de reflexiones previas», precisa.