¿Por qué el hombre habla y los monos no?

Dos variaciones en los aminoácidos de una proteína implicada en el lenguaje humano parece ser la respuesta

EPLONDRES
¿Por qué el hombre habla y los monos no?

Dos cambios en los aminoácidos de una proteína implicada en el lenguaje humano podrían formar parte del mecanismo biológico que subyace al desarrollo en los humanos de la capacidad para hablar mientras que esto no ha sucedido en el resto de primates, según un estudio de la Universidad de California en Los Angeles (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Nature'.

Los descubrimientos desvelan cómo pequeños cambios en una proteína asociada con la aparición del lenguaje pueden conducir a un efecto en cascada que pudo influir en el desarrollo del lenguaje humano.

En la actualidad se conocen pocos datos sobre los mecanismos de señalización que participan en la evolución y desarrollo del lenguaje en el cerebro humano. Hasta el momento, el único gen implicado en el lenguaje normal humano es el FOXP2 y las mutaciones en este gen están asociadas con trastornos en el desarrollo del discurso y del lenguaje.

Sin variaciones evolutivas

La estructura de aminoácidos de FOXP2 también se ha conservado a lo largo de la evolución pero la versión de los chimpancés no contiene dos cambios de aminoácidos específicos que se encuentran en la variante humana.

Los investigadores, dirigidos por Dan Geschwind, muestran que las diferencias de los aminoácidos entre las variantes humana y de chimpancé alteran el funcionamiento de la proteína FOXP2. Los científicos revelan que estos cambios conducen a la proteína FOXP2 humana a activar una red diferente de genes.

Según los autores del descubrimiento, este cambio en la cascada de episodios podría ser suficiente para dirigir el desarrollo de un circuito lingüístico único en los humanos en comparación con los chimpancés y podría explicar la habilidad humana para hablar.