Seguridad por los aires

La empresa andaluza Teams, contratada por Airbus para el desarrollo de su último modelo A350, realiza sofisticadas pruebas para lograr la fiabilidad de materiales aeronáuticos

LAURA P. TORRESMÁLAGA
Ensayo de tolerancia al daño que lleva a cabo Teams en el programa de extensión de vida del A320. / SUR/
Ensayo de tolerancia al daño que lleva a cabo Teams en el programa de extensión de vida del A320. / SUR

Manos sudorosas, taquicardia, respiración entrecortada, malestar general y falta de apetito, estos son los síntomas que muchas personas padecen antes de subirse a un avión. El miedo a volar podría afectar a menos personas si conocieran las diversas pruebas a las que someten a los distintos materiales y piezas que forman una aeronave.

Las condiciones reales de temperatura y presión a las que vuela un avión son muy elevadas, por lo tanto, a los materiales, que suelen ser de fibra de carbono, y en su menor medida, metálicos «se les practican ensayos con temperaturas que oscilan entre los -55 grados hasta los 120 grados centígrados», informa José Cañas Delgado, socio fundador de la empresa Teams y Catedrático de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales (ETSII) de la Universidad de Sevilla (USE). «Hay que tener en cuenta que cuando un avión está volando debe resistir temperaturas muy bajas, y ese mismo aparato, debe resistir el calor que hay en el Aeropuerto Internacional de El Cairo».

Entre las distintas pruebas que realizan, también modifican el índice de humedad ya que el aparato deberá pasar por todo tipo de situaciones como tormentas o lluvias, por ello «en nuestros laboratorios de ensayos ambientales contamos con dos cámaras climáticas de 250 litros y 2.000 litros y un rango de temperaturas desde -70 a 180 grados», aclara el socio de Teams que añade que «además nuestras instalaciones también cuentan con tres cámaras para ensayos a temperatura entre -70 y 350 grados centígrados».

Ensayos de todo tipo

«Nos encargamos del comportamiento mecánico de los materiales antes de que entren en la fábrica y comprobamos que sus propiedades son las correctas», dice el ingeniero. «Realizamos pruebas a nivel de probeta y estructurales, formados por piezas de mayor tamaño», analiza el catedrático quien señala que su empresa se encarga de comprobar la fatiga de comportamiento de paneles y otros elementos mediante tracción, compresión y cortadura, además de ensayos de vibración y choque, «nos centramos en romper, ya sea tirando o comprimiendo».

De este modo, las avanzadas instalaciones con las que cuenta la compañía sevillana la han llevado a posicionarse como cuarto laboratorio de pruebas español, y único en Andalucía, del consorcio europeo Airbus, subsidiario del grupo EADS (líder mundial en aeronáutica). «En la actualidad somos proveedor homologado tanto de Airbus como de EADS y realizamos trabajos de forma regular para estas empresas», expone Cañas quien subraya que la empresa «Teams cuenta en una amplia cartera de clientes representativos del sector».

Una nueva aeronave

La compañía sevillana desarrolla actualmente tres programas para Airbus. El primero se centra en la extensión de vida del modelo A320, «estamos modificando los materiales para intentar prolongar la utilización del modelo más años», comenta el responsable de Teams. El segundo programa se centra en el modelo A380, que aunque lleva en el aire desde el pasado 2007, sigue necesitando estudios para su mantenimiento y reparación. Pero el más ambicioso de todos los trabajos se centra en el trabajo sobre el nuevo modelo A350 previsto su primer vuelo para 2012.

En este sentido, el catedrático explica que un programa de ensayo, que define la propia empresa, en este caso, Airbus, se puede clasificar como una «pirámide de cinco niveles, a medida que sube el nivel los ensayos son menos numerosos pero más complejos, situando en la cima de la pirámide la prueba del vuelo del avión». Así, la entidad sevillana está homologada por Airbus para los tres primeros niveles, «concretamente para los diversos ensayos en probetas y las pruebas estructurales de materiales o elementos como cajones», define.

La tecnología del A350 es de la nueva generación de aviones elaborados en los últimos años con un diseño más aerodinámico e incorpora todas las innovaciones tecnológicas del A380 como el uso masivo de materiales compuestos.

En cuanto a Teams, creada en 2006 e incentivada con el programa Campus de la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, tiene como base el trabajo del Grupo de Elasticidad y Resistencia de Materiales (GERM) de la ETSII de Sevilla. «No sólo somos un laboratorio, sino que también, y gracias a la cualificación de la plantilla, podemos asesorar y modificar un elemento para que responda de forma adecuada a unas determinadas condiciones», concluye el socio y fundador.